EL DCODE LAB, MUCHO MÁS QUE MÚSICA

 

EL DCODE LAB, MUCHO MÁS QUE MÚSICA

SARAI VIDAL, GUILLERMO MENDOZA, FELIPE MANCHÓN CAMPILLO Y BEATRIZ SOLER

Madrid, 9 de mayo del 2018

La Universidad Complutense de Madrid ha acogido la tercera edición de DCODE LAB, la antesala del festival musical que se celebrará el 8 de septiembre en el recinto universitario. Este evento tiene como objetivo establecer un foro de encuentro y debate entre los profesionales de la música y los estudiantes, abordando de manera “práctica, directa y actual diferentes aspectos de la comunicación musical”, como aseguró César Andión, promotor del festival.

               

VIDEO: AIDA LORENTE 

El acto consistió en tres mesas redondas en las que tuvieron protagonismo personas tan variadas como el chef Sergi Arola, galardonado con dos estrellas Michelin, el cómico Dani Martínez, el músico Willy Naves, que realizó una actuación musical durante el DCODE LAB, y Fernando de Diego, miembro de la junta directiva de la SGAE. Los temas de las mesas fueron muy diferentes, y en algunos puntos controvertidos, y se debatió, entre otros asuntos, del impacto que la música había tenido en la vida de los ponentes, y del papel que esta tiene que tener en el futuro.

El DCODE LAB fue inaugurado por los decanos de las facultades de Ciencias de la Información y de Geografía e Historia, Jorge Clemente y Miguel Luque, la vicerrectora de Extensión Universitaria, Cultura y Deporte de la UCM, María Nagore, y César Andión, por parte de la organización. Clemente insistió en la importancia de la relación entre la industria musical y los medios de comunicación, y Luque mostró su orgullo porque los profesores de Musicología, pertenecientes a su facultad, pudieran estar presentes en esta iniciativa. Por su parte, Andión definió como “cartel de peso” la programación del DCODE que ya ha sido confirmada, y la vicerrectora Nagore concluyó manifestando su satisfacción por el hecho de que tanto esta jornada como el festival se celebren en la UCM.

dcode1

Inauguración del DCODE LAB, de izquierda a derecha, Jorge Clemente, María Nagore, Miguel Luque y César Andión. Foto: Clara Molina

La mesa más popular

El debate que más atención generó fue sin duda el primero, con nombre “La música entre otras artes”, que reunió en torno a la mesa del auditorio a personalidades muy diferentes del mundo de la televisión, el cine y los fogones. El patio de butacas estaba lleno de estudiantes que siguieron con interés las intervenciones de los ponentes. Todos destacaron sus experiencias iniciales en el ámbito musical, que fueron dispares en cada caso, destacaron la importancia de la cultura popular, e hicieron referencia a la poca cobertura televisiva que se da a nivel nacional a los programas musicales.

Primera sesión del DCODE LAB 2018 (FOTO: Clara Molina)

El tono general de la primera charla fue distendido, y estuvo plagado de anécdotas. Sergi Arola afirmó que la música siempre está presente en todo lo que hace, piensa y siente. “Es indivisible a mí, y se muestra sin duda en mi manera de entender la cocina” señaló el chef, que confesó que, de todas las personas famosas que visitan sus restaurantes, solamente se pone nervioso cuando le visitan músicos famosos. Por su parte, Ana Morgade provocó la carcajada general cuando confesó que, actualmente, escucha música etíope de los años 70, y añadió “Os aseguro que la pones a la 4 de la mañana en la sala El Sol y la revientas”.

Dcode3

Sergi Arola, Ana Morgade y Dani Martínez en su intervención. (FOTO: Clara Molina  )

Asimismo, Laura Pamplona confesó que, a pesar de que lleva casi 25 años casada con el músico Pedro Barceló, en su casa no se escucha música, haciendo bueno el dicho de “en casa del herrero, cuchillo de palo”, pero destacó que la música está muy presente en su vida, puesto que ella tiene un grupo, y su hijo de 19 años es pianista. Dani Martínez continuó confesando que el cantante que ha marcado su vida ha sido Julio Iglesias, pero que sus primeros conciertos no tuvieron nada que ver con él, y que fueron de intérpretes como Mónica Naranjo o los participantes de la primera edición de Operación Triunfo.

La actriz Laura Pamplona durante  su participación (FOTO: Clara Molina)

También intervinieron “los Borjas”, Borja Echevarría, director de televisión y guionista, y Borja Bonafuente, artista plástico. El primero definió la música como “una droga que te arruina”, y confesó que no es capaz de salir a correr sin escuchar canciones. El segundo señaló que es capaz de escuchar un mismo disco en bucle durante una semana para inspirarse para sus trabajos, aunque confesó que es incapaz de pintar con música clásica.

En este debate, hubo también tiempo para la polémica y los lamentos. Sergi Arola provocó división de opiniones, cuando afirmó no compartir “la mierda de canción que hemos mandado a Eurovisión”, en referencia a “Tu canción”, la pieza con la que Alfred García y Amaia Romero representarán a España en el próximo festival de la canción europea, y Dani Martínez se sumó a la polémica defendiendo que a él le gustaba más la canción “Lo malo”, de Aitana Ocaña y Ana Guerra. Más en serio, todos coincidieron en criticar la actual forma de impartir la música en los colegios, y exigieron que TVE hiciera un programa de música, aunque tuviera muy poca audiencia.

Filtrar y discernir entre “el magma de la creación creativa”

Tras el descanso y la actuación musical de Willy Naves, se produjo la segunda mesa, que trató sobre la importancia de la crítica musical en el presente y en el futuro, y que estuvo coordinado por la presentadora de La 2 Noticias Mara Torres y por Héctor Fouce, profesor de la UCM. Entre los ponentes, destacaron profesionales del sector como Fernando Neira, crítico musical de EL PAÍS, Tomás Fernando Flores, director de Radio 3, Beatriz H. Viloria, periodista de Musicópolis, Luis J. Menéndez, crítico musical de Mondo Sonoro y el cantautor Willy Navas.

El tema principal del debate fue hacer hincapié en la necesidad de que existan profesionales que “criben la información” en una sociedad donde esta circula en abundancia. Mara Torres inició la discusión citando al filósofo alemán Immanuel Kant, que afirmó en una ocasión “Nuestra época es la de la crítica, a la que todo tiene que someterse”, para introducir en el debate la pregunta de si la crítica sigue siendo tan importante como en siglos pasados. Los ponentes no lo dudaron. “Una de las cosas más hermosas del periodismo es que despierta la curiosidad. El entorno musical ha crecido y las infinitas maneras de acceder a la música hoy hacen más difícil la crítica, pero también es más atractivo ahora que nunca separar el grano de la paja” reflexionó Fernando Neira.

Dcode5

Segunda mesa del DCODE LAB 2018. (FOTO: Guillermo Mendoza)

“Discernir entre el magma de creación creativa es un trabajo periodístico relevante” analizó Tomás Fernando Flores, quien también aseguró que, aunque el periodismo ciudadano haya resultado una calamidad, YouTube y otras grandes plataformas de streaming han puesto en valor la capacidad literaria de los críticos. El director de Radio 3 concluyó su intervención afirmando que los medios no pueden ofrecer lo mismo que un chaval en un post de Facebook.

Por otro lado Willy Naves, cantautor independiente, aseveró  que la crítica “afecta mucho a los músicos de la escena independiente” pues estos no son enemigos, “pero su opinión nos importa, apuntó en tono humorístico.  En esta misma línea, el crítico  Luis Menéndez matizó “Nuestra labor no es tanto ser el crítico malo sino hablar de música, entrevistar a músicos y descubrir nuevos talentos”. 

“La crítica destructiva no tiene sentido” afirmó la periodista  Beatriz H. Viloria, aunque en la mesa todos los ponentes estaban de acuerdo en que la crítica negativa más feroz es la invisibilidad.  El fenómeno Operación Triunfo no pasó inadvertido en la discusión. “Toda la industria apoya a Operación Triunfo a muerte, pero hay que diferenciarlo del resto de la industria musical, es un espectáculo televisivo y debe ser calificado en base a eso” opinó  a este respecto Viloria.

El debate terminó con conclusiones parecidas a la de Fernando Neira, quien señaló que “las críticas tienen que ser argumentadas y honestas, aunque sean negativas”. Neira sentenció afirmando que las críticas son como la música, que, como dijo Miles Davis, se divide en dos, la buena y la mala.

 

El negocio digital de la música, una pequeña gran revolución

El broche final de esta jornada vino de la mano de  Jorge Rubio, representante de Universal Music Publishing España,  Nacho García Vega, miembro del Consejo de Administración y de la Comisión de Fondo Asistencial y Cultural de AIE y fundador del grupo musical Nacha Pop,  Pablo Rodríguez, director de BMG en España, Fernando Delgado, representante de PIAS Iberoamérica, Inma Grass, socia fundadora de Altafonte, y de Fernando de Diego, músico, compositor, cantante y miembro de la junta directiva de la SGAE.

Dcode6

Ultima mesa redonda de la jornada. (FOTO: Beatriz Soler)

Así, en la última mesa redonda, se debatió acerca de las nuevas vías tecnológicas de consumo, sobre la promoción de los autores y artistas, y sobre la remuneración de estos en la venta de  su música en plataformas streaming,  con la finalidad de crear una fotografía real y fidedigna sobre el funcionamiento de la industria audiovisual.

Abordado lo que sucede desde el punto de vista de los autores y trabajadores culturales en plataformas streaming como Spotify, De Diego quiso ejemplificar que lo que sucede en España es que hay menos suscriptores “de paso” a comparación con otros países de Europa, a pesar de estar “completamente” subidos al tren de la digitalización musical. Sin embargo, quiso destacar que “los autores no pueden estar es subidos en ese tren en el vagón de cola”, pues debería existir “un equilibrio entre lo que se genera y los autores reciben por su trabajo”, que no se da y desencadena en una precarización de los artista, ya que tal y como explicó el director de BGM en España, los artistas cobran una cantidad muy pequeña en comparación con el resto del mundo, a pesar de que el consumo digital haya incrementado en un 14% en nuestro país, aunque matizó que al autor se le paga 6 veces menos que al artista en Spotify. De Diego definió la situación como una tragedia, y expuso que es necesario encontrar un acuerdo “para que el trabajo de los autores sea justamente remunerado”.

La distribución comercial de la música, “un caballo de batalla”

Reducir la brecha de valor que existe entre la música y lo que las plataformas streaming están recaudando es un reto por conseguir, como señaló Inma Grass, quien afirmó que, desde su compañía, Altafonte, se ha desarrollado una herramienta que permite ver en tiempo real el comportamiento de la música de los propios artistas en el mundo entero, y la cantidad de dinero que esta genera. Asimismo, aseguró que Altafonte paga mensualmente a muchos artistas jóvenes “que están ganando un buen sueldo”, y luchan en aplicar un paradigma que combata con el capitalismo musical, aunque esto sea muy romántico, concluyó.

Con esto, se cerró esta tercera edición del DCODE LAB, que da el pistoletazo de salida definitivo a este festival, cuyo cartel final se presentará próximamente. De momento, ya han confirmado su presencia grupos de la envergadura de Imagine Dragons, The Vaccines, Izal o Bastille, aunque, como siempre, aún puede haber sorpresas. La organización afirmó que esperaba que los jóvenes se impliquen en este festival, que aspira a conseguir un año más la comunión entre música y universidad.