EL CONGRESO APRUEBA EL DECRETO PARA LA EXHUMACIÓN DE FRANCO CON LA ABSTENCIÓN DE PP Y CIUDADANOS

 

EL CONGRESO APRUEBA EL DECRETO PARA LA EXHUMACIÓN DE FRANCO CON LA ABSTENCIÓN DE PP Y CIUDADANOS

Madrid, 13 de septiembre de 2018

El pleno del Congreso de los Diputados ha convalidado este jueves el decreto ley que da cobertura jurídica a la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos, que fue aprobado por el Gobierno el pasado 24 de agosto y para la que todavía no hay fecha. Ciudadanos y el Partido Popular se han abstenido en la votación, excepto dos diputados del PP que han votado por error “no”.

El decreto ha sido aprobado con un total de 176 votos a favor por PSOE, Unidos Podemos, PNV, ERC, PDeCAT, Compromís, EH Bildu, Coalición Canaria y Nueva Canarias frente a las 165 abstenciones de Ciudadanos y PP. La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, intentó en vano que votasen a favor. “Para cerrar juntos el capítulo más negro de la historia. No se abstenga, por dignidad” ha reclamado sin éxito la diputada asturiana. Dos diputados del PP, el catalán José Ignacio Llorens y el castellanoleonés Jesús Posada, expresidente del Congreso, han votado en contra, aunque han defendido que se trataba de un error.

Mediante un procedimiento de urgencia, lo que implicará reducir los plazos a la mitad, el texto se tramitará finalmente como proyecto de ley, puesto que el Gobierno se había comprometido con grupos de la oposición a hacerlo de esta manera para favorecer que quien no esté conforme pueda presentar sus aportaciones a la reforma de la Ley de Memoria Histórica de 2007. En este sentido, el decreto añade un tercer apartado al artículo 16 de la Ley de Memoria Histórica, en el que se subraya que “en el Valle de los Caídos solo podrán yacer los restos mortales de personas fallecidas a consecuencia de la guerra civil española, como lugar de conmemoración, recuerdo y homenaje a las víctimas de la contienda”.

Durante el debate, los partidos de la oposición han aprovechado para adelantar cuestiones que plantearán más adelante como enmiendas durante la tramitación en el Congreso. Entre las peticiones, ha estado la identificación y exhumación de las miles de personas que siguen enterradas en cunetas, la anulación de los juicios políticos del franquismo, la retirada de toda la simbología franquista, la reforma de la Ley de Amnistía para poder juzgar a los responsables de crímenes franquistas y la de la Ley de Secretos Oficiales para garantizar el libre acceso a la documentación de la contienda y la dictadura.

“Hoy España da un paso histórico para reparar los derechos de las víctimas del franquismo”

El texto ha sido defendido en el Congreso por la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que pidió que ha pedido el apoyo de los grupos para sacar a España de la vergüenza. “No hay paz ni concordia mientras los restos de Franco estén en el mismo lugar que el de las víctimas” explicó la vicepresidenta, que pidió paz y respeto para las víctimas allí enterradas, además de buscar justicia para todas esas familias que todavía no saben dónde están enterrados sus familiares. “No puede haber más dilaciones ni más debate. Quien no vea la urgencia, no ve la necesidad. Quien no vea la forma, no está viendo el fondo” concluyó Calvo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no se presentó ni a la votación ni al debate, pero, tras el pleno, publicó en su cuenta oficial de Twitter un tuit en el que decía “Justicia. Memoria. Dignidad. Hoy España da un paso histórico para la reparación de los derechos de las víctimas del franquismo. Hoy nuestra democracia es mejor.”

A la espera de dictar dónde se va a inhumar a Franco

Los familiares de Franco, que ya quedaron avisados anteriormente y tuvieron un plazo de 15 días para realizar las alegaciones que considerasen oportunas, tendrán ahora que comunicar dónde desean que se entierren los restos del dictador tras su exhumación en el Valle de los Caídos. En caso de no obtener respuesta o de encontrarse con una opinión en discordia, será el Ejecutivo quien decida donde serán enterrados los restos de Franco, que, según asegura el Gobierno, será un lugar adecuado y digno, aunque no quieren desvelar detalles sobre las opciones que han contemplado.

El Ejecutivo recibió este verano un escrito que decía que la familia Franco no se hará cargo de los restos, aunque, según fuentes del Ejecutivo, solamente validará los deseos expresados bajo el trámite formal. En caso de que fuera el Gobierno el encargado de inhumar los restos del dictador, el emplazamiento final deberá debatirse en un Consejo de Ministros.

Desde Moncloa, se ha insistido en que los trabajos de exhumación se realizaran con total discreción y decoro para evitar que, si la opinión pública es consciente del día y la hora de esos trabajos, puedan producirse altercados o presencia repleta de curiosos y exaltados.