LA LUCHA POR EL CAMBIO CLIMÁTICO HACE HISTORIA

by Sofía Sánchez, María Romero

La lucha por frenar el cambio climático logró hacer realidad una huelga mundial, el pasado 27 de septiembre. A lo largo y ancho de todo el mundo se llevaron a cabo concentraciones. El movimiento estudiantil Fridays for future (Juventud por el clima), cuya cabeza visible es la joven activista Greta Thunberg, exige pasar a la acción ante el cambio climático. La joven sueca ha estado en la boca de muchos medios en los últimos días por su discurso en la Cumbre del Clima de la ONU, que tuvo lugar en Nueva York, donde actuó como el altavoz de miles de jóvenes. A pesar de los esfuerzos de Greta, sus palabras no calaron en todos los lideres convocados, siendo motivo de burla de Donald Trump (Presidente de Estados Unidos).

Fridays for future ha convocado diferentes manifestaciones desde marzo de este mismo año, pero anunció recientemente la Semana del Clima (Del 20 de septiembre al 27 de septiembre), días claves por su cercanía a esta Cumbre sobre la Acción Climática.

IMG 8733

Representantes de Greenpeace durante la manifestación (FOTO: Sofía Sánchez)

Aunque la huelga convocada por Thunberg era principalmente dirigida a jóvenes, pudimos ver como las calles de Madrid se llenaban de gente de todas las edades. La marcha iniciada en la estación de Atocha se vio repleta por parte de los más mayores manifestantes hasta bebes que acudían a su primera concentración.

Gritos reivindicativos con mensajes como “No está en venta nuestro futuro” o “No hay planeta B” inundaron las calles hasta llegar a la Puerta del Sol.

La huelga ha sido secundada por más de 300 organizaciones y grupos como Greenpeace han acudido a la marcha, reforzando la presencia de los jóvenes y militantes que les acompañaban. Organizaciones de mayores y grupos feministas se han sumado, adaptando su mensaje a la situación climática.

IMG 8697

Niña apoyando la lucha durante la manifestación (FOTO: Sofía Sánchez)

La manifestación ha sido catalogada como la mayor movilización climática en España. En concreto, en la capital, se estiman más de 20.000 personas (Fuente: Delegación del Gobierno). Aunque este dato se quintuplica si acudimos a los datos no oficiales de Amigos de la Tierra.

Entre las personas entrevistadas se encuentra un positivismo común ante la duda de si será posible frenar el cambio climático e indignación ante la pasividad mostrada por los políticos de todo el mundo. Se ha observado una población mucho más concienciada y, sobretodo, interés por generar un cambio en la situación.