CIENCIAS DE LA INFORMACIÓN ELIGE A SU NUEVO DECANO

by Infoactualidad

El próximo lunes 22 de mayo la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense elige a su nuevo decano, el cargo de mayor responsabilidad en este centro de enseñanza. Son cinco los aspirantes que han presentado su candidatura para sustituir a la actual decana, María del Carmen Pérez Armiñan, la cual no se presenta a la reelección.  La primera vuelta será el lunes 22, y los dos candidatos que más apoyo hayan logrado volverán a someterse a votación el jueves 25.

Infoactualidad, medio propio de la facultad de Ciencias de la Información, así como Inforadio, han tenido la oportunidad de entrevistar a los cinco candidatos. Trasparencia, mayor participación en la toma de decisiones por los alumnos, restructuración departamental, fusión con Documentación, comunicación interna y externa de la facultad, infraestructuras o la posibilidad de ofrecer enseñanza en inglés dentro del plan de estudios han sido los temas que han marcado la campaña electoral de estos comicios. 


Elena del Real: Una facultad puntera, que guste y se guste

Profesora en el Departamento de Periodismo III de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Miembro del Claustro de la UCM. Licenciada y Doctora en Ciencias de la Información por la UCM. Premio extraordinario de Doctorado. Dos sexenios de investigación reconocidos. Especialista en temas relacionados con la Ética y la Deontología profesional, la profesión periodística, la enseñanza del Periodismo y la Teoría humanista de la Información

20 minutos con la candidata

Recuperar el prestigio perdido en investigación y reconocer el trabajo de los profesores fuera de las aulas para aumentar la calidad de la Facultad. Elena del Real, vicedecana con la actual Decana, Carmen Pérez de Armiñan, candidata al decanato y profesora contratada doctora, así como miembro del Claustro Universitario y de la Comisión de Reglamentos, hace alusión a la perdida de personal que, según ella, empobrece la enseñanza y la investigación en Ciencias de la Información.

La trasparencia es uno de los ejes fundamentales de su programa, según ella: “La facultad no es todo lo trasparente que me gustaría, quiero que se conozca todo lo que pasa aquí, que existan acuerdos comunes que solo se puede conseguir informando. Es imprescindible contar con los estudiantes, más transparencia y construcción democrática”. Critica que no sea de común conocimiento el Reglamento de Régimen Interno, así como que no esté colgado en la web, o que no se puedan conseguir las actas para consultar de que se ha hablado en este organismo, poniendo de ejemplo el buen hacer del rectorado en este sentido, ya que estos suben las juntas a su canal de Youtube, la candidata Elena del Real alega que: “no entiende por qué se esconde el trabajo que se hace”.

Reestructuración y llegada de Documentación

Sobre la restructuración de los departamentos, es contundente: “El rectorado lo está haciendo pésimamente mal, ha empezado la casa por el tejado y así no se pueden hacer las cosas. Si quiere cambiar el número de profesores necesarios para conformar un departamento hay que empezar por cambiar las normas y consultar al claustro, que es el órgano que representa a la comunidad. Lo aprobado en el consejo de gobierno es puro voluntarismo y no tiene más peso que el reglamento”.  Ante la posible llegada de la Facultad de Documentación a nuestro centro, la candidata hace alusión al consenso; si todos están de acuerdo y hay espacio para todos, no tendría ningún inconveniente.

Con los dos medios de la casa, Infoactualidad e Inforadio, tiene claro sus objetivos. Para la radio, quedar a disposición de lo que puedan necesitar desde el decanato, en el caso de lograse su objetivo, y para Infoactualidad, apostilla “yo me identificaba más con el Infoactualidad  del origen, yo contribuí desde el decanato a que se pusiera en marcha como vicedecana y se hizo un trabajo encomiable donde los alumnos estaban muy implicados; el premio Carlomagno fue la guinda del pastel. Me gustaría retomar desde ahí para seguir mejorando en ese sentido, incluso podría haber una sección de informativos y reportajes en formato audiovisual trabajar con una redacción integrada que incluso pudiera ser un preludio de Infotelevision”. Propone crear también una revista de divulgación científica, en los mismos términos que lo anterior. Para finalizar con este tema, Elena del Real asegura que: “La comunicación en la Facultad es mejorable, tengo la sensación de que se hace un gran trabajo pero que queda en nada porque no nos conocen fuera, tenemos que ser capaces de vendernos y competir con las universidades privadas, que nos ganan terreno”. 

La candidata, que personalmente ha hablado con el PAS para conocer sus problemas, asegura que hay mucho alumno para el personal que tienen, por lo tanto ve una falta de plantilla. Según Elena Real otro punto de interés de su programa y que “la distingue de otros candidatos” es el pretender negociar la asignación presupuestaria con el rectorado: “Quiero tener tanto como la Facultad de Derecho, no quiero llegar a lo que puede tener Medicina, porque tiene otras necesidades evidentes pero si como Derecho, ya que somos carreras de la misma rama y tenemos una cantidad de alumnos matriculados parecida”.

Pide creyentes, votantes

Sobre la enseñanza del idioma inglés, no contempla instaurar una asignatura como esta y delega esta ocupación al CSIG. Asegura que no es por infravalorar el inglés, pero que el plan de estudios exige un temario y hay que priorizar las horas en la Facultad. Sin embargo si estaría de acuerdo en impartir alguna asignatura en este idioma para “adecuarse a los nuevos tiempos”.

Elena del Real termina pidiendo “creyentes, votantes que crean en su proyecto y en sus posibilidades de convertirse en la nueva decana de la Facultad de Ciencias de la Información” con el propósito de crear: “Una facultad puntera, que guste y se guste, con un proyecto educativo claro, inclusiva, no exclusiva, rica en valores, un lugar en el que se encuentre un propósito de vida, pido el voto para recuperar la confianza y el prestigio”. 


Manuel Sánchez de Diego: Un programa centrado en el alumnado         

 

Profesor de Derecho de la Información, Derecho Constitucional, Derecho de los Consumidores y Usuarios y, en la Facultad de Documentación de Documentación Jurídica y de las Administraciones Públicas.Licenciado en Cienias de la Informacion por la UCM y en Derecho por el CEU. Máster en Comunicación y Publicidad por la Universidad de Vigo. Doctor en Derecho por la UCM.

20 minutos con el candidato

Para Manuel Sánchez de Diego, candidato a Decano de la Facultad de Ciencias de la Información, el pilar fundamental de cualquier campaña y de cualquier institución no son las promesas, son las personas. Él se define a sí mismo alguien “no aburrido que quiere una Universidad viva”. Por eso centra veinticinco de los setenta puntos de su programa en el alumnado: ve fundamental la resolución de las inquietudes de los estudiantes para crear una Facultad que se quiera a sí misma. Hace especial hincapié en las “horas bajas” que vive el PAS de la Universidad: “El gran problema que hemos tenido con el PAS es que hemos tenido una tasa de reposición cero, o sea, que se jubilaba un PAS y no se le cubría. Y esto lo hemos tenido durante varios años”.

Nivel deplorable en comunicación externa

“Hemos llegado a niveles deplorables en lo que a comunicación externa se refiere”. La ambición de Sánchez de Diego es que la comunicación de una Facultad que forma comunicadores sea excelente. Manifiesta además su deseo porque los medios propios de “la casa”, Inforadio e Infoactualidad, sirvan –como ya lo hacen- de escuela de prácticas para los alumnos; y que además creen productos propios válidos y defendibles para el exterior.

En lo que a la fusión de Facultades se refiere, Sánchez de Diego cree “que Documentación y Ciencias de la Información tienen la misma sinergia. Ellos han dicho que no quieren fusionarse, pues muy bien, vamos a respetar. Y si hay esa fusión, y se hace así, delante tiene que venir el dinero para crear despachos, para habilitar aulas, y eso para traer su biblioteca, que es importante”. En su línea de “escuchar a las personas”, aborda el tema de la reestructuración departamental aclarando que cualquier decisión tiene que estar consensuada con los afectados. No valen pautas generales.

Nueva figura: Técnico en funciones docentes

Incluye en su programa una propuesta relativamente innovadora: la inclusión del inglés como idioma de enseñanza en las aulas de Periodismo, Publicidad y Comunicación Audiovisual. Propone acoger a los alumnos del Instituto de Idiomas Modernos de la UCM para contar con la implicación de estudiantes no sólo de inglés, sino también de francés o alemán.

Como propuesta renovada y contemporánea, Sánchez de Diego propone la introducción de la figura del técnico en las funciones docentes: “hay veces en las que he podido comprobar que hay técnicos que saben más de la parte técnica de un profesor”, asegura. Se compromete a solucionar problemas que afectan de forma directa a los alumnos, como las quejas recibidas por el préstamo de material o la velocidad de la red de Internet. Cree que es necesario agilizar procedimiento de préstamo de cámaras, etc.: “Donde mejor están las cámaras, es utilizándose, y no en el almacén”.


Jorge Clemente: adaptar la ratio de las aulas para favorecer la labor docente

Doctor en Ciencias de la Información. Facultad de Ciencias de la Información Universidad Complutense de Madrid (UCM). Licenciado en Ciencias de la Información, Imagen visual y auditiva. Facultad de Ciencias de la Información Universidad Complutense de Madrid (UCM). Profesor Titular de Universidad. Áreas de especialización: Producción Audiovisual, Empresa Cinematográfica, Industria Audiovisual, Software Aplicado, E-Learning, Nuevos Medios y Publicidad.

20 minutos con el candidato

Es Vicedecano de Calidad e Infraestructuras de la Facultad de Ciencias de la Información pero “tiene su propia personalidad”. Pese a ser tildado de “continuista” de la actual gestión, Jorge Clemente asegura que el suyo es un proyecto muy ambicioso: “Soy una persona con 50 años, y me siento con fuerza, con ideas progresistas que hagan que la facultad evolucione favorablemente”. Sus primeros apuntes señalan que las críticas de opacidad que ha recibido Decanato la última legislatura han sido infundadas, pues se han puesto en marcha herramientas para que todo el mundo pueda acceder a la gestión.

Jorge Clemente se muestra “con ganas de convertirse en Decano y de abordar los problemas pendientes”. Uno de ellos es la hipotética fusión con la Facultad de Ciencias de la Documentación, que para el candidato “está muy lejos”. Otro es la reestructuración departamental, proceso en el que, si ha de actuar, abogará en favor de las partes y respetará los deseos de los departamentos.

Mejorar la comunicación externa

Su propuesta para la mejora de la comunicación externa e interna de la Facultad es clara: propone un director de comunicación que ponga de acuerdo todo lo que “la casa” genera. “Los medios de comunicación propios de la Facultad no existían hasta que llegó el actual Decanato, que siempre ha creído en ellos. ¿Qué más se puede hacer?” Cree en la mejora de las herramientas que proporciona la facultad, pero también reconoce el valor de Infoactualidad e Inforadio para los alumnos y profesores; y la excelente opinión que al mismo Decanato le merecen.

Como Vicedecano de Calidad e Infraestructuras, Jorge Clemente se ha enfrentado a las quejas por parte de los alumnos sobre la red Wi-Fi de la Facultad, que remiten a la poca cobertura y a baja velocidad que posee. El candidato argumentó que “la cobertura llega al 99% de la facultad, y cada vez que viene la persona de redes a verificar si está todo bien, dice que está todo bien”. Lo que sí respalda es la reforma de la cafetería, el espacio de encuentro, para conseguir una estética más amigable y moderna que ayude a los alumnos a sentirse cómodos.

Una de las principales inquietudes de Clemente es el ratio de las aulas: “Ahora mismo hay ochenta alumnos por grupo, más los repetidores”. Ve necesaria la disminución del número de alumnos para favorecer la labor docente que es y debe seguir siendo sinónimo de excelencia. Apostilla que la relación con el equipo rectoral es buena y que, de hecho, “el actual rectorado ha mostrado cierta predilección por esta Facultad”, lo que puede suponer garantías de éxito académico y complacencia.


Emilio García: Humanizar y participar

Licenciado en Ciencias de la Información. Universidad Complutense de Madrid. 8 de junio de 1980. Sobresaliente. Doctor en Ciencias de la Información. Universidad Complutense de Madrid. 30 de junio de 1983. Sobresaliente 'Cum Laude'. Licenciado en Publicidad. Universidad Autónoma de Barcelona. Septiembre de 1994. Certificado de Aptitud Pedagógica. Universidad Complutense de Madrid. 1 de julio de 1982.

20 minutos con el candidato

Para el candidato Emilio García, catedrático de la facultad y con amplia experiencia como vicedecano y secretario de Facultad, el distanciamiento entre los miembros de la facultad de Ciencias de la Información es un obstáculo a lidiar si llega a ser Decano. Valores como motivación o ilusión son los que a su juicio “deben catapultar a la facultad al lugar que le corresponde”. Ese precisamente, el orgullo y el prestigio es otro de sus grandes ejes: “Que los estudiantes puedan sentirse orgullosos de estudiar en esta facultad, hagan gala de los valores y la formación que han recibido en este centro”.

Una reestructuración, ordenada

Respecto a la restructuración departamental de la facultad, Emilio García defiende hacerla, pero ordenadamente. Defiende las realidades particulares de cada una de los mismos y contando con estas se debe restructurar. Propone dos grandes departamentos de comunicación y periodismo, y dentro de los mismos estructurarlos manteniendo la autonomía de cada uno de ellos. “Desde el departamento como unidad, debemos establecer vínculos con el resto de departamentos, no debemos trabajar solos, hay que trabajar en grupo” asegura Emilio García, añadiendo que esta restructuración no tiene que ser difícil de hacer, y es la mejor manera de ayudar al rectorado.

Sobre uno de los temas más importantes que afronta Ciencias de la Información para los próximos años, la posible llegada de la titulación de Documentación, el profesor García prefiere ser cauto, alude a que en Documentación han decidido mantenerse como una Facultad autónoma, por lo tanto, si llega el momento que se decide impartir los estudios de documentación en Ciencias de la Información, será cuando haya que estudiarlo, añade que: “No puede ser un corta y paga o una decisión repentina, si se da esta circunstancia necesitaremos mucho tiempo para estudiar, es un tema que implica personal, alumnos, infraestructura… ”.  Apoyará esta idea si es por consenso de todos.

Critica la falta de profesores en relación a los alumnos, pedir a rectorado un ratio de profesores-alumnos más parecido al de las facultades de ciencias. Flexibilizar los trámites para el uso de las infraestructuras de la facultad, pero con una reciprocidad sobre la responsabilidad. Respecto a las plataformas de la facultad como Infoactualidad o Inforadio, el profesor García pretende, como con todo aquello que sea beneficioso para el alumnado y lo que este demande, simplemente apoyarlo, además, propone crear una agencia de publicidad y una televisión on-line para los estudiantes y alude a la falta de comunicación interna y externa que tiene la facultad. Asegura que los dos medios universitarios no están lo suficientemente explotados, dice que hay que hablar directamente con las personas que dirigen estas dos plataformas si llega al decanato para proveer lo que necesiten y entender sus inquietudes.

Falta de transparencia

“Existe una falta de trasparencia total, aquí y en el rectorado, debemos hacer público las decisiones que se toman en las juntas, económicas, docentes, de infraestructura… los alumnos deben tener acceso a todos esos datos a través de la web, para que cualquier interesado puede tener acceso a ello”, así de contundente quiso ser Emilio García sobre este tema, dejando claro un gran cambio en el caso de llegar a ser decano. “Estamos manejando dinero público, es de obligado cumplimiento ser transparente y serlo para todos”.

Respecto a la oferta de un doble grado, algo que todos llevan en sus programas, García pretende re pensar en primer lugar los grados y post grados que ya tiene la facultad. A partir de eso, hacer una oferta movible en función de los intereses formativos, afinando que se ofrece en función de la demanda de los alumnos, creando un doble grado o replanteando los actuales.

No es tan optimista cuando se habla de impartir asignaturas en inglés en la universidad, Emilio asegura que a lo largo de los años ya se han hecho pruebas de impartir ingles en las aulas de esta facultad, pero según él, los alumnos no respondían a estas iniciativas: “hubo que dejar de dar las clases que se daban en inglés a modo experimental, porque los alumnos que dijeron ser capaces de seguir asignaturas en este idioma  no lo eran”. Deriva la responsabilidad de una asignatura de inglés al Instituto de Idiomas Modernos de la UCM, alegando que quitar tiempo de otras asignaturas para introducir esta es entrar en una competencia ajena.

Para finalizar, Emilio García pone a disposición de los estudiantes: “mi dilatada experiencia como gestor y como académico, la referencia de mis alumnos y la entrega que tengo por esta facultad. No compro intereses, capto voluntades, y eso es lo que me interesa, la voluntad de la gente de Ciencias de la Información por participar en un proyecto conciliador”. 


María Teresa García Nieto: protagonizar el cambio en la facultad

Doctora en Publicidad y Relaciones Públicas, licenciada en Ciencias de la Información y en Ciencias Políticas y Sociología, posee el reconocimiento de la suficiencia investigadora en el Doctorado en Psicología, y es Máster en Comunicación Corporativa y Publicitaria, todo ello por la Universidad Complutense de Madrid. Es profesora Titular de Universidad en la Universidad Complutense de Madrid, con docencia en todos los niveles curriculares: Licenciatura, Grado, Máster y Doctorado. Es miembro de la Asociación de la Prensa de Madrid y presidenta del Centro de Estudios de Estrategias de Comunicación

20 minutos con la candidata

Los estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Información no están satisfechos, según la candidata. Esto reflejan los datos de las memorias de seguimiento de los títulos universitarios: la satisfacción de los alumnos de Publicidad y Comunicación Audiovisual apenas llega al cinco; y la de los alumnos de Periodismo roza el seis. María Teresa García Nieto, candidata a Decana de la Facultad, defiende la necesidad de cambiar estos resultados a corto plazo. Es urgente. Por eso, en su programa electoral, aboga por “protagonizar el cambio de nuestra facultad”. Defiende la necesidad de un cambio hacia la transparencia, hacia la flexibilidad, hacia la proximidad, hacia la puesta en marcha de proyectos nuevos y de iniciativas que rompan la inercia de esta continuidad de opacidad y de falta de eficiencia. Dice que la única información que se ha hecho llegar a docentes y al PAS vía correo electrónico sobre el contenido de los temas tratados en las Juntas de Facultad la ha proporcionado ella: “me he ocupado de transcribir y resumir toda la información de las reuniones para poder transmitirla. Esa tarea no me correspondía a mí. Correspondía a decanato informar a las personas que constituimos la facultad”. La facultad, dice, es lo que son las personas que la conforman y la construyen día a día. “Esas personas merecen ser informadas de lo que acontece en la casa”. Pone como ejemplo la junta extraordinaria de facultad que tuvo lugar el viernes 12 de mayo que, normativamente, había de ser a puerta cerrada. Pero puesto que se celebraba a petición de un candidato a Decano precisamente para que todos tuviesen la oportunidad de leer sus programas en voz alta frente a los demás, lo lógico era que se abriese a los interesados. Cuenta que así lo solicitó vía e-mail al secretario, que le negó esa posibilidad. También fue negada la entrada a otras personas que pidieron permiso a la Decana para asistir, como se procede regularmente. La conclusión que extrae es que “no hay espíritu de transparencia, ni de colaboración, coloquio; se trata de poner obstáculos. Hay enorme ostracismo, falta de transparencia. Hay algo que quiere demostrar la inflexibilidad. No sé cómo llamarlo: arrogancia, poder”.

Destaca en su programa la necesidad de sensatez. Pero su propuesta no se cierra sobre sí misma: “el conjunto de pilares sobre los que se forja esta nueva andadura no acaba con las propuestas que yo hago de participación, equilibrio, excelencia. Estoy abierta a nuevas aportaciones. En definitiva se trata de tener sentido común, de escuchar y hablar. Tener en cuenta las opiniones de los demás. Es la única manera de crecer y avanzar.” Los alumnos, especialmente los de Comunicación Audiovisual, tienen que pasar por controles y sub controles para poder acceder al equipamiento tecnológico en las clases prácticas, lo que  hace que todo se eternice y se decida no hacer prácticas: “Esto tiene que ser más ágil. Cuando me refiero a la crítica constructiva es que hacen falta las opiniones de todos

El papel de Decanato es el de mediador

La reestructuración departamental puede ser necesaria. Es un tema controvertido porque, según María Teresa García, el rectorado hizo una propuesta con una serie de criterios que se han convertido en directrices. Esto es, abogó por un plan basado en datos numéricos y no tuvo en cuenta las características y las particularidades de cada departamento y de cada facultad. Puede que la reestructuración sea necesaria pero, insiste, “¿tabla rasa para toda la Universidad? Desde luego que no. ¿Para todos los departamentos de una misma facultad? Seguramente no”. Respalda la consideración de las características y particularidades de cada departamento para, a partir de ahí, tomar decisiones y plantear iniciativas. Sostiene que el papel de Decanato precisamente es el de mediador, no es el de creador de rencillas y situaciones de enfrentamiento: “Decanato es lugar de encuentro de puntos de contacto y posibilidad de llegar a acuerdos”. Eso no significa necesariamente la fusión de departamentos, significa reestructurar en función de intereses. Argumenta que hay que sentarse para eso, que no vale decir: 25 profesores por departamento. Implica tiempo de pensar.

La fusión o anexión de la Facultad de Ciencias de la Documentación la ve improbable y no habla sobre cómo se gestionaría ese caso porque, dice, no va a suceder: “Los propios profesores y el PAS de la Facultad de Documentación se niegan a ser integrados con cualquier otra facultad. No es que sean especialmente reticentes a vincularse con nuestra facultad porque de hecho ya lo estuvieron en el pasado. Son reticentes a que les quiten la categoría de facultad independiente y lo hacen a través de la propia Junta de Facultad que hizo un escrito razonado justificando su independencia”. Sostiene que, en este caso, el papel de Ciencias de la Información debe ser el de respetar su planteamiento e integridad.

Considera que debe ser votada por la actitud que presenta ante la gestión de la facultad: “actitud de apertura, de flexibilidad, de proximidad. La proximidad es hablar con la gente, es demostrar apertura y transparencia. Yo cuento con esa capacidad de mediación y negociación que es necesaria en cualquier organización: saber defender los intereses de los diferentes colectivos y a la facultad ante terceros”.