6 de diciembre

ESPAÑA CELEBRA EL 39 ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN CON SU REFORMA EN EL CENTRO DEL DEBATE

FELIPE MANCHÓN

La Constitución Española, aprobada en referéndum nacional el 6 de diciembre de 1978, ha celebrado hoy su 39 aniversario, en un acto que se ha celebrado en el Congreso de los Diputados, y en el que han participado, entre otros, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. La crisis en Cataluña y el compromiso del Gobierno y del PSOE para abrir la reforma constitucional, sobre la que hay diferencia de opiniones según los partidos, fueron los temas de los que más se habló en este evento.

La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, flanqueada por Mariano Rajoy y Pío García-Escudero (FOTO: Twitter)

“Estoy dispuesto a hacer la reforma, pero hay dos o tres cosas que me gustaría dejar claras” declaró ante la prensa Mariano Rajoy, para después especificar que cualquier revisión de la Carta Magna deberá pasar por el respeto a la soberanía nacional, y por la repetición del consenso con el cual la Constitución se aprobó hace casi cuatro décadas. El presidente del Gobierno instó a los demás partidos a especificar qué elementos del articulado pretenden reformar, y respondió a algunas críticas respecto del modelo de financiación autonómica afirmando que la reforma ya se estaba produciendo, y pidiendo el apoyo del PSOE para ello.

La oposición, de acuerdo con reformar la Carta Magna

Pedro Sánchez defendió que “la Constitución se defiende, se aplica y también se reforma”, y recordó que su partido ha asumido como compromiso la revisión del texto constitucional. El líder socialista quiso asimismo quitar importancia a los rumores que señalaban que Rajoy no tiene voluntad de acometer la reforma, y mostró su convencimiento de que el PP se sumará finalmente a ella. Junto a él, compareció su gran rival interna, la presidenta andaluza Susana Díaz, quien se mostró poco optimista ante las posibilidades de una reforma constitucional, ante la falta de compromiso del PP y Podemos al respecto.

Los otros dos líderes principales de la política española, Iglesias y Rivera, también defendieron la necesidad de adecuar la Constitución a los nuevos tiempos, aunque en términos diametralmente opuestos entre sí. El líder de Podemos declaró que el gran acuerdo constitucional de 1978 está roto, y exigió que el pueblo español tenga un papel predominante en su reforma. Por su parte, Albert Rivera alabó la trayectoria de la Constitución, y pidió que esta no se revisase únicamente para contentar a los secesionistas. “Queremos una reforma seria y rigurosa, que no dé privilegios a unos sobre otros” defendió.

Este acto, en el que se homenajeó la memoria del expresidente del Congreso de los Diputados Manuel Marín, que falleció el pasado lunes, ha sido probablemente la última oportunidad de ver juntos a los cuatro principales líderes políticos antes de las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña, unos comicios que tendrán a buen seguro un importante efecto en la política nacional, y que podrían ser claves para solucionar la crisis al respecto.