LOS MEDICOS DENUNCIAN LAS CONDICIONES LABORALES ESTABLECIDAS POR LA CAM

Los médicos de la comunidad de Madrid están protagonizando medidas de protesta por sus condiciones laborales y la carga de trabajo que padecen. Por este motivo se han llevado a cabo dos convocatorias de huelga el pasado 21 de marzo y el 2 de abril, y varios paros parciales.

Carteles de la huelga. 

 Los colegiados reclaman, entre otros asuntos, recuperar el poder adquisitivo, que han perdido entre un 25% y 30% desde la crisis en el año 2012. Además solicitan aplicar la carrera profesional al personal no fijo y poner fin a la sobrecarga asistencial en atención primaria, especializada y urgencias.

La escasez de pediatras en atención primaria de la Comunidad de Madrid está ocasionando la saturación de las consultas en algunos municipios y la consiguiente sobrecarga de los médicos que atienden al doble de las tarjetas sanitarias asignadas, denuncian los facultativos 

Un caso concreto es el centro de salud de Juncal en Torrejón de Ardoz que cuenta con tres pediatras en el turno de tarde para atender acerca de tres mil menores. La baja de dos de los pediatras no cubiertas ha provocado que el tercer facultativo tuviera que renunciar completamente desbordado.  Mientras se incorporan los pediatras en este centro del El Juncal, las revisiones del niño sano mayores de seis meses permanecen en suspenso o derivadas a otros consultorios.

La Dra. Sánchez Tembleque es pediatra del Hospital del Henares y confirma su resignación ante esta situación “Realmente ha sido una huelga sin repercusión, pero necesitamos movilizarnos. Nos han aumentado las horas, hemos perdido poder adquisitivo y apenas se convocan oposiciones y cuando se hacen son muy pocas plazas”. La situación es atención especializada con respecto a primaria tampoco es mucho mejor ya que la carga de trabajo la llevan sólo los adjuntos en el Henares porque no hay residentes de pediatría “Acuden a las urgencias pediátricas un día de invierno un promedio de cien niños” afirma Sánchez Tembleque, además “La sobrecarga de Atención Primaria se está viendo en las urgencias, ya que los pediatras del consultorio no pueden dar a basto o con la cartera de pacientes asignada, por lo que a la urgencia ya no sólo te vienen niños que estén muy graves sino padres preocupados con una consulta que se debería resolver en el ambulatorio, ralentizando por tanto el triajedel paciente”