LA REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR, CLAVE PARA SUPERAR UN PARO CARDÍACO

by Cristina Figueras González
  • 24.500 personas, la necesitan cada año

Las maniobras de resucitación cardiopulmonar se realizan en personas que han sufrido una parada cardiaca. El objetivo es sustituir el latido del corazón parado. De este modo se quiere garantizar el aporte de oxígeno y sangre al cerebro suficiente para su supervivencia.

“¿Hay un médico en la sala?” Es una frase que habrás escuchado o escucharás en algún momento de tu vida. Ante una parada cardiorrespiratoria los primeros momentos son cruciales.

Es posible que te hayas cruzado con estos aparatos por la Universidad. Se llaman DESA y son desfibriladores semiautomáticos y es de vital importancia que sepamos utilizarlo en caso de emergencia. 

Según la SEMICYUC (Sociedad Española de Medicina Intensiva Crítica Y Unidades Coronarias), las muertes por PCR (parada cardiorrespiratoria) son un problema de primera magnitud para la salud pública. Se estima que en España cada año son susceptibles de RCP (reanimación cardiopulmonar) más de 24.500 personas.

Dado que la muerte súbita (muerte inesperada que se produce en una persona con o sin enfermedad previa conocida) tiene un origen cardíaco en el 90 por ciento de los casos, es imprescindible iniciar las maniobras de reanimación cardiopulmonar de forma precoz para la supervivencia de la víctima. “Por cada minuto de retraso las posibilidades de supervivencia disminuyen entre un 8 y un 10 por ciento, y pasados 10 minutos, los intentos de reanimación no suelen tener éxito y, si lo hacen las secuelas neurológicas serán de por vida”, explica el doctor Javier Casado, especialista en Medicina Interna en el  Hospital Virgen de la Torre.

La reanimación cardiopulmonar básica precoz puede duplicar o triplicar las posibilidades de supervivencia delas víctimas. Cuantas más personas estén entrenadas en las maniobras de RCP, será más probable que la víctima reciba una asistencia precoz, por lo que descenderá considerablemente tanto el porcentaje de fallecimientos por PCR, como las secuelas originadas tras el paro cardíaco. (Colegio Oficial de Enfermería de Madrid.)

El plan Nacional de RCP edita un poster con los pasos a seguir y las deciones a tomar en casa de parada cardiorrespiratoria:

Los pasos a seguir en el lugar sería:

Coloca a la víctima en una superficie plana con los brazos y piernas estiradas. Ponte de rodillas a su lado. Coloca el talón de la mano no dominante en el centro del pecho, en la mitad inferior del esternón y, entrelázalas. Inclínate hacia la víctima hundiendo su pecho entre 5 y 6 centímetros. Realiza la secuencia de 30 compresiones y 2 ventilaciones, que es el boca a boca (si no se desea hacer esto último sería suficiente continuando con las compresiones).

Si además, tenemos un DESA a nuestro alcance debemos encenderlo y escuchar las instrucciones que la máquina nos dará por mensaje de voz. Colocaremos las pegatinas en el pecho de la víctima y continuaremos con el masaje cardiaco. El DESA nos comunicará si nos debemos retirar para efectuar la descarga.

¿Te atreverías ya a utilizar un desfibrilador semiautomático?