LOS CARDIÓLOGOS ADVIERTE QUE EL COLESTEROL PUEDE SUBIR UN 10% EN NAVIDAD

by Cristina Figueras
  • La mitad de la población tiene el colesterol alto y no lo sabe. El colesterol, azúcar o tensión elevados son enfermedades silentes que no provocan ningún síntoma hasta que obstruyen una arteria y producen una enfermedad cardiovascular.

Con la vuelta a la rutina y los nuevos propósitos de año nuevo, entre los más importantes debería ser cuidar la dieta, ya no por el hecho de mantener una figura a nuestro gusto sino por salud.

colesterol

El colesterol es una sustancia fundamental para nuestro organismo. Es necesario para la formación de membranas y estructuras de hormonas y vitaminas. El colesterol no se disuelve en sangre, por lo que necesita de otras sustancias para su circulación, las lipoproteínas. Existen dos tipos: Lipoproteínas de baja densidad (LDL) el que conocemos como “colesterol malo”, y las lipoproteínas de alta densidad (HDL) conocidas como “colesterol bueno”.

Según la doctora especialista en medicina de familia, Delia Fernández, “el colesterol total debería estar por debajo de 200 mg/dl en personas sanas. Casi la mitad de la población española tiene colesterol elevado y lo peor es que gran parte de ellos no lo saben y no ponen medidas. El colesterol, azúcar o tensión elevados son enfermedades  silentes y que no provocan ningún síntoma hasta que  se obstruye una arteria y producen una enfermedad cardiovascular. La mayoría de las personas que han hecho excesos durante las navidades seguramente le haya subido el colesterol. También depende de la actividad física que se haga, si se hacen excesos pero se hace más ejercicio de lo habitual se controlará mejor. Una persona sedentaria podría subir el colesterol un 10%

Mejorar estilos de vida

La Fundación español del corazón recomienda tomar medidas para bajar las cifras de colesterol y seguir un estilo de vida saludable.

Los expertos aconsejan una alimentación adecuada  rica en frutas, verduras y  más pescados que carnes. Los alimentos clave para bajar el colesterol son: los frutos secos, los pescados azules como el salmón o la sardina, el aceite de oliva virgen extra o el aguacate. En cambio, los alimentos que aumentan el colesterol son las grasas trans, presentes en las comidas rápidas, bollería industrial o margarina, los embutidos, quesos o lácteos enteros. Todo esto asociado a una vida activa.

 El inicio del año nuevo puede ser un momento clave para adquirir nuevos hábitos y ponerse en forma en materia de alimentación.