Columna literaria "Esencia humana" XIV

 

 

 

 

 

Entre llamas

Hospital Metropolitano, algún día de diciembre de 2018

Mi amor:

Lo siento; no puedo decirte cuánto me arrepiento de todo. Ahora que te escribo esto, parece que fue obvio y que pude haberlo evitado, pero en su momento no lo fue. Lo juro. ¿Cómo alguien tan anciano como yo no se dio cuenta? Si de algo sirve aunque ya no estés, déjame explicarlo, no importa que jamás hayas aprendido a leer.

Elik G. Troconis
0
0

Columna Literaria "Gritos en la sombra" II

 

 

 

 

 

Vivir: ¿Placer o sufrimiento?

Querido lector:

Temo al éxtasis de la felicidad. Temo al pozo oscuro de la más profunda tristeza. Dicen que son polos opuestos y que se necesita saber cómo se siente uno para poder entender el otro, pero tengo miedo.

Carlos Ortiz
0
0

Columna literaria "Esencia humana" XIII

 

 

 

 

Viejos amigos

 

—¿Pero qué tienes? —le preguntó ella.

    Él no respondió. Su mirada continuó fija en el periódico, aun cuando había dejado de leer. Los ojos apuntaban al único encabezado que le importaba en ese momento: “Juan Castilla liberado”. Y en esos ojos que no registraban imágenes, comenzaron a deslizarse los recuerdos. El atraco al banco, la policía esperándolos, los primeros disparos, Juan capturado, él a salvo.

Elik G. Troconis
0
0

Columna Literaria "Gritos en la sombra" I

 

 

 

 

La tempestad del mar

Me ahogo en ciudades donde los edificios son tan altos que eclipsan el sol. Me ahogo en el vacío que día tras día, hora tras hora, la sociedad promueve. Sentir es difícil cuando te tienes que preocupar constantemente por sobrevivir. Está prohibido. Está prohibido desear o amar. Está prohibido aprender a nadar.

Carlos Ortiz
0
0

Columna literaria "Esencia humana" XII

 

 

 

 

Dils

 

¿Qué le habrá pasado al pinche Kevin? Ya se tardó en salir el cabrón. Y el Brian esperándonos pa cerrar el bisne con él. Ya se nos fue la chance hace un año porque tuvo que quedarse en España por un muertito de su vieja. A ver si no pasa lo mismo ora.

Says it’s not him… Of course it’s him. Same name and same face, cmon. It the D.E.A. comes, he’s fucked. No way he’s Spanish. I won’t buy it unless he talks bullshit about Catalonia. Better keep him locked in here til the D.A. comes.

No sé, papá. Lo han detenido y no me han dicho nada… Sí, ya les he dicho que soy su esposa pero no les ha importado, sabes cómo son los americanos… He tenido que salir del paso de control con todas las maletas porque ni siquiera me han dejado quedarme ahí.

Elik G. Troconis
0
0

Columna literaria "Esencia humana" XI

 

 

 

 

La colección de Lucas

 

Una, dos, tres… perdió la cuenta al llegar al cuarenta y nueve, porque en la escuela aún no le enseñaban el cincuenta y sus padres lo mantenían en secreto. Sólo sabía que eran muchas, muchas, pero muchas hojas; tantas, que cubrían todos sus juguetes, incluso los de su último cumpleaños que no había dejado de usar desde entonces. Era su colección, su mejor prueba de cuánto le gustaban las hojas de otoño.

    Unas semanas atrás, Lucas había pasado la tarde con sus abuelos. Mientras sus padres iban al cine en su tarde semanal juntos, él disfrutaba todos los dulces que le ofrecía su abuela. Por la noche, ellos también salieron. Pasearon largamente por el mercado navideño que anunciaba el cercano final de aquel otoño. Cuando volvieron a casa, los recibió sobre la acera una alfombra de hojas de todos los colores. Al mismo tiempo que el abuelo negaba con la cabeza y exhalaba irritado, Lucas se lanzó un clavado a lo que para él lucía como una alberca.

Elik G. Troconis
0
0