PABLO IBAR, ABANDONA EL CORREDOR DE LA MUERTE EN FLORIDA, POR UNA CONDENA A CADENA PERPETUA

by Sofía Sánchez

25 años preso en Florida, EEUU, y casi 19 años sentenciado a muerte, el español Pablo Ibar dejará el corredor de la muerto tras la decisión de un jurado popular de sentenciarlo a cadena perpetua como autor de un triple asesinato en 1994. La defensa ha anunciado que recurrirá la sentencia.

Madrid, 24 de mayo de 2019

En junio de 1994 comenzó la pesadilla de Pablo Ibar. Tres cuerpos sin vida fueron encontrados en Mirarmar, Florida. Los cadáveres fueron identificados, se trataban de Casey Sucharski, Marie Rogers y Sharon Anderson. Dos semanas más tardes, Ibar fue detenido. Y tras la investigación, en agosto del mismo año, la policía de Florida acusó formalmente como culpables a Pablo Ibar y su compañero, Seth Peñakver.

El primer juicio contra los dos acusados se prolongó desde mayo de 1997 hasta enero de 1998. Sin embargo, no se concluyó ninguna sentencia para Pablo y Seth y, debido a la falta de pruebas, el jurado no se puso de acuerdo sobre un veredicto.

Culpable desde 2000

A principios de enero de 1999 se inició el segundo juicio, pero poco antes de la celebración, Ibar se quedó sin su abogado, un hombre tachado varias veces por incompetente. La resolución fue la condena a muerte de Seth Peñalver y un aplazamiento del juicio para Pablo Ibar.

Este aplazamiento se reanudó el 14 de junio del año 2000, en el cual el jurado declaró como culpable a Pablo, sentenciándolo a condena a muerte. Florida es uno de los estados de EEUU que mantiene la sentencia a muerte. Por esas fechas, los familiares de Ibar contrataron a Peter Raben, un reconocido abogado que unas semanas antes había vencido en un caso similar, quien presentó una apelación hacia el juicio anterior. Sin embargo, en septiembre de 2006, el Tribunal Supremo de Florida le denegó la petición para celebrar un nuevo juicio, pese a que las pruebas que mantenían la sentencia de Pablo eran muy débiles e inconcluyentes.

Asociaciones de apoyo

La familia de Ibar volvió a cambiar de juez y, en este caso, recurrieron a Benjamin Waxman, a quien pudieron pagar gracias a las ayudas de España y las asociaciones que apoyaban a Ibar. En esos años se desveló cierta información, como la de un posible testigo que declaraba que otra persona le aseguró haber sido el responsable del triple asesinato. Tras salir a luz estos datos, el Juez del Tribunal decidió que el Estado de Florida debería volver a cotejar las pruebas y revisar todos los datos obtenidos el día del suceso. Se inicia así un largo proceso hasta el año 2009. El Juez declaró que debería pensar bien su próxima respuesta. No fue hasta 2012, cuando el Juez Levenson del Tribunal de Broward County, se pronunció negando un nuevo juicio para Ibar. Es decir, Pablo mantenía su condena a muerte.

En diciembre de 2012 el compañero de Pablo, Seth Peñalver tuvo su propio juicio tras ser condenado a muerte en 1999 y esta vez fue declarado inocente debido a la falta de pruebas. Esta resolución animó a Ibar y su familia al ver posible obtener una sentencia similar.

En 2016, 16 años más tarde de que Ibar fuese condenado a muerte, se declaró como nula esta sentencia y se ordenó la repetición del juicio contra Ibar. El 15 de mayo de 2019 finalizaba este cuarto juicio, en el que se decidía si el futuro de Ibar era cumplir una cadena perpetua o ser condenado a muerte.

Finalmente, se ha anunciado que Pablo Ibar se libraría de la condena a muerte, pero debería cumplir la cadena perpetua. Sin embargo, su familia ha declarado que Pablo llevaba ya 25 años preso y no permitirán que siga pagando por algo que no ha hecho, seguirán luchando por su libertad.