TUTANKHAMON, UN VIAJE DE ULTRATUMBA, LLEGA A MADRID

by Fernando Fraile

Madrid, 2 de diciembre de 2019

¿Quién no ha soñado alguna vez con adentrarse por unas polvorientas ruinas que desde hace siglos nadie ha recorrido? Rescata ese sombrero de explorar tan añorado durante tu niñez y empaca tus ilusiones: “Tutankhamon: La tumba y sus tesoros” ya ha llegado a Madrid.  

 

exposicion tutankamon madrid ifema 33 21112019 6 1

Harry Burton contribuyó en la inmortalización del momento gracias a sus más de 2800 negativos que pormenorizaban todo lo hallado ( FOTO: LA RAZÓN )

Esta exposición recrea, con la misma disposición, la cámara funeraria y los tesoros del faraón que Howard Carter desenterró en 1922 tras cinco años de excavaciones financiados por su mecenas Canorvan. Harry Burton contribuyó en la inmortalización del momento gracias a sus más de 2800 negativos que pormenorizaban todo lo hallado. Precisamente, son sus imágenes las que han posibilitado la réplica exacta en esta exposición y las que harán del “rey niño”, como sus contemporáneos pretendían, alguien eterno.

Dieciséis escalones

Tan solo dieciséis escalones nos separan de la culminación de nuestro sueño aventurero. Una vez coronada la cumbre, tendremos ante nosotros el pasadizo por el que Carter tuvo que reptar titubeante hasta el logro más laureado en relación con la arqueología del antiguo Egipto.

De la acritud al anhelo solo hay un paso. El paso que separa los escombros de la entrada de nuestra firme presencia ante lo que parece ser el sueño de todo avaro. El oro ejerce su dominio tiránico sobre la gama de colores de la sala, imponiéndose severo a la fascinación de todos los presentes. Unos tonos que parecen tapizados por el propio Ra, el tan venerado dios del Sol.

Mil piezas expuestas 

Salvaguardando la entrada al sarcófago se alzan impolutas dos solemnes estatuas de impetuosos chacales de un oro tan macizo como el que cubría el féretro del emperador. En su interior, la icónica máscara con tintes azules en la que implícitamente pensamos al pensar en Egipto.

Puede que no nos crucemos con Osiris o Anubis entre las más de mil piezas de las que se compone esta exposición, pero si nos acompaña la curiosidad en este viaje al pasado, el conocimiento y el ocio podrán ser sorprendidos en cualquier esquina que se precie. Un viaje no solo al antiguo Egipto, un viaje a ultratumba donde las momias ya no parecen dar tanto miedo.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios