ASÍ LUCHA UN INMUNÓLOGO CONTRA EL ÉBOLA

by Javiera Vercelotti Grez

César Muñoz-Fontela, ex alumno de la UCM, inmunólogo del laboratorio de virus emergentes del instituto Heinrich Pette, protagonizó la conferencia «De la Complutense a África: El papel del Biólogo durante una epidemia», en la que como su nombre indica, se dieron a conocer los pasos que sigue un biólogo durante un brote vírico, aportando su experiencia en la investigación del Ébola. El acto tuvo lugar en la Facultad de Biología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM)

conferencia.jpgJaviera Vercelotti. César Muñoz-Fontela Durante el encuentro.

“Lo más inmediato es el diagnóstico, localizar el epicentro de la epidemia y desplegarse hasta allí”, indicaba Muñoz-Fontela, quien el año pasado recibía el Premio Society Needs Science 2016 por su contribución esencial a la investigación de una terapia eficaz contra el ébola. “En nuestro caso, cuando fuimos a Liberia para investigar sobre el ébola, montamos el laboratorio en una tienda de campaña al lado del primer centro de tratamiento de enfermos del virus, perteneciente a Médicos sin Fronteras”.

Instalar un laboratorio en una tienda de campaña fue posible gracias a que desde el 2013, Muñoz-Fontela pertenece al proyecto “laboratorio móvil europeo”, fundado por el investigador alemán Stephan Günther, en el que varios países europeos disponen de un laboratorio transportable a cualquier zona de epidemia para poder realizar un diagnóstico rápido. “Es la Organización mundial de la Salud (OMS) quien hace la solicitud de despliegue cuando hay una epidemia, nosotros revisamos la petición y vamos”, aseguró Muñoz-Fontela. Por el momento, España está fuera de dicho proyecto.

“No hay capacidad en muchos de estos países para formar laboratorios, ni programas de doctorados. Estamos intentando formar a la gente, generar programas para que pueda desarrollar una actividad investigadora y tengan capacidad en el futuro de contener una epidemia” y por ello, se toman la labor de la enseñanza como algo fundamental para evitar la expansión de las epidemias. A pesar de ser algo muy complicado por cuestiones culturales, “la cocina tradicional es un factor en contra, así como los funerales y el contacto directo con animales, es difícil combatir la idiosincrasia de un lugar” añadía el inmunólogo.

En su opinión, “El cuidado debe ser máximo”. Pese a trabajar con el ébola dentro de una caja de guantes, una cabina sellada que permite la separación del objeto que se estudia y el investigador, recibían las muestras del virus dentro de cajas, en vasos rotos o incluso en botellas de whisky, por lo que el contacto era inevitable.

Supervivientes del ébola

Uno de los proyectos más recientes en esta área es la creación de un nuevo sistema de secuenciación rápida denominado “Minion” que permite identificar y localizar geográficamente el origen del virus en cuestión mediante la observación de los diferentes linajes o mutaciones del virus. “De este modo se puede establecer si el brote viene de un sitio u otro y así poder tomar las medidas pertinentes”, señalaba Muñoz-Fontela.

El inmunólogo español trabaja con los supervivientes de la enfermedad en Guinea para estudiar los marcadores de inmunidad que desarrollaron tras el virus. “Una parte importante del biólogo durante la epidemia es la investigación. Hicimos estudios con enfermos agudos para encontrar datos sobre qué hace que unos vivan y otros mueran. Esto se estudió desde el punto de vista de la respuesta inmune” indicó César Muñoz-Fontela. Por el momento no se tienen resultados definitivos, sin embargo, se sabe que factores como el sexo no son determinantes, mientras que la edad sí lo es.

Biólogos investigadores y la OMS consideran que son muy escasas las posibilidades de que los países afectados por epidemias puedan impartir una educación para sobrellevar futuros brotes víricos.

Actualmente, aunque más controlado, el ébola sigue siendo un problema latente en varias localidades africanas. Y a pesar de haber una vacuna, no existe todavía un tratamiento post exposición, por lo que los investigadores ven abierta la posibilidad de hacer inmunoterapia, terapias parecidas a lo que se hace con tipos concretos de cáncer. Sin embargo, esta posibilidad aún se encuentra bajo el estudio de los investigadores y, por el momento, no hay nada tangible. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios