HYPERLOOP, EL FUTURO TREN SUPERSÓNICO, YA ESTÁ EN MARCHA

by Nerea Domínguez San Miguel

LOS ÁNGELES-SAN FRANCISCO, EN 35 MINUTOS

El tren supersónico Hyperloop, que podría viajar a velocidades de hasta 1.300 kilómetros por hora, vertebró la intervención de Antonio Martín-Carrillo, doctor en Ciencias Económicas y Empresariales y en Ingeniera Aeronáutica por la Universidad Politécnica de Madrid, durante la conferencia sobre cosmología “Superando la ficción”, celebrada el 15 de diciembre en el Ateneo de Madrid. El ponente explicó los detalles de este proyecto, en una conferencia en la que hizo también un repaso por la historia de los avances de la NASA.

Hyperloop es un proyecto que empezó a desarrollarse en 2012 por parte de la empresa Space X, propiedad del multimillonario Elon Musk. El objetivo es construir un tren que sea capaz de recorrer la distancia de 560 kilómetros entre Los Ángeles y San Francisco en aproximadamente 35 minutos, a una velocidad media de aproximadamente 1.000 kilómetros. Para ello, Musk pretende alimentar su instalación con paneles solares. Martín-Carrillo mostró su convicción de que este tren es factible, aunque reconoció las dificultades técnicas para su implementación. 

Antonio Martín-Carrillo, durante su conferencia (FOTO: Nerea Domínguez)

Las tres preguntas fundamentales

Asimismo, Martín-Carrillo abordó el tema del presente y del futuro de la NASA, haciéndose tres preguntas fundamentales, ¿quiénes somos?, ¿de dónde venimos? y ¿hacia dónde vamos? Tras analizar los diferentes viajes espaciales que se han hecho fuera de la Tierra, el catedrático abordó los diferentes cambios o avances previstos para 2018, entre ellos el lanzamiento del James Webb Space Telescope, que será el telescopio espacial más grande construido, y que estudiará la formación de las primeras galaxias y el nacimiento de nuevas estrellas, permitiendo ver más lejos de lo que es posible actualmente, y sustituyendo así al Javel, enviado en 2015.

El ponente también habló sobre la llegada del hombre a Marte, que lleva años preparándose, pero que tardará aún muchos años. “El problema se encuentra en que son muchos años de viaje. La solución sería enviar robots en lugares de humanos” propuso, recordando también el envío de la nave Cassini a Saturno, que tardó siete años en llegar, algo que para un humano es todavía complicada. Sin embargo, el catedrático cerró su intervención declarando “La diferencia entre la ciencia ficción y la ciencia no es tanta”, y dejando en el aire que existen infinitas posibilidades de futuro. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios