FERNANDO HIERRO, NUEVO SELECCIONADOR ESPAÑOL TRAS LA DESTITUCIÓN DE LOPETEGUI

Madrid, 13 de junio de 2018
 

El hasta hoy director deportivo de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Fernando Hierro, ha sido nombrado nuevo seleccionador de España durante el Mundial de Rusia, después de que Julen Lopetegui fuera destituido esta mañana de manera fulminante por el presidente de la Federación, Luis Rubiales, tras conocerse que había firmado con el Real Madrid para sustituir a Zinedine Zidane en el cargo de entrenador de la primera plantilla. La decisión ha llegado tras una gran polémica, y se produce apenas dos días antes del debut de España ante Portugal en el Mundial de Rusia, que se inicia oficialmente mañana.

El nombramiento de Hierro ha sido comunicado a primera hora de esta tarde por la RFEF, que también ha anunciado que el nuevo seleccionador dirigirá esta tarde su primer entrenamiento, antes de dirigirse a los medios, y ha sido la noticia que ha culminado una mañana muy convulsa en Krasnodar, la ciudad donde la selección española está concentrada, en la que se ha vivido de todo, desde un motín de jugadores hasta una sensación general de pánico por el futuro de España en el Mundial, pasando por la destitución de Julen Lopetegui, que fue anunciada en rueda de prensa por el presidente de la RFEF. Rubiales declaró que esta era la única determinación que podían tomar ante la manera en que estas negociaciones se habían llevado.  “Hemos actuado a conciencia y con toda la responsabilidad, era lo que teníamos que hacer” ha declarado Rubiales, quien ha insistido que la Federación desconocía la negociación que el ya exseleccionador y el Real Madrid mantenían, y que se le informó de que Julen Lopetegui se marchaba al equipo blanco apenas 15 minutos de que se anunciase oficialmente, lo que, según él, contraviene todas las formas. Asimismo, ha mostrado su convencimiento de que la situación no afectará al grupo.
 

Un terremoto en Krasnodar

El anuncio de que Lopetegui entrenaría al Real Madrid al finalizar el Mundial provocó un auténtico terremoto en la concentración española en la ciudad rusa de Krasnodar. Una televisión captó anoche imágenes de una encendida conversación entre el seleccionador y su eventual sucesor, Fernando Hierro. Fuentes cercanas al presidente de la RFEF confirmaban que Rubiales estaba profundamente molesto con la forma en que se había comunicado la noticia, y que valoraba seriamente la posibilidad de destituir al seleccionador.

A lo largo de la mañana de hoy, se han producido varias reuniones en Krasnodar, lo que produjo que la destitución de Lopetegui, que anoche parecía imposible, empezase a planear en el ambiente. Sin embargo, la decisión de Rubiales pareció flaquear cuando un grupo de jugadores, liderados por el capitán de la selección, Sergio Ramos, se reunieron con él y le pidieron que no destituyese al seleccionador, pues entendían que ello desestabilizaría innecesariamente al grupo a dos días del Mundial. Este grupo no era unánime, y había otros jugadores que entendían que la única salida era la de prescindir de Lopetegui. A pesar de que minutos antes de la rueda de prensa varios medios habían anunciado que Rubiales se había echado atrás por la presión de una parte del vestuario, finalmente el presidente de la Federación no cambió de opinión y despidió al entrenador.

Un capitán mítico de La Roja, al banquillo

La urgencia con la que se ha gestado el fichaje de Fernando Hierro por la selección española no debe impedir apreciar las cualidades futbolísticas que adornan al nuevo seleccionador, que, hasta esta mañana, era director deportivo de la selección, un puesto que ya había ostentado entre 2007 y 2011, y que fue internacional español en 89 ocasiones. Entre 1998 y 2002, fue capitán de la selección española, mientras también ocupaba ese lugar en el Real Madrid. Su trayectoria se ha producido principalmente en los despachos, aunque ha tenido algunos acercamientos a los banquillos, como asistente de Carlo Ancelotti en el Real Madrid y como entrenador del Real Oviedo la pasada temporada. Su llegada a la dirección técnica de La Roja busca que se imponga su carácter y capacidad de gestión para que el vestuario no se resienta tras la destitución de Lopetegui.

Hierro apenas tendrá dos días para preparar su desembarco en el banquillo de la selección española, ya que el próximo viernes, a las 8 de la tarde, España debuta en el Fisht Olympic de Sochi frente a Portugal. En su rueda de prensa, Luis Rubiales insistía en la necesidad de alterar lo mínimo posible el organigrama táctico del equipo. Con el fichaje de Hierro, se persigue este objetivo. Solamente el tiempo dirá si, como ha declarado Rubiales, este despido hace más fuerte a la selección española, golpeada por esta inesperada polémica de consecuencias impredecibles.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios