ITALIA NO JUGARÁ EL MUNDIAL DE RUSIA

by Felipe Manchón Campillo

La selección italiana de fútbol cayó eliminada ayer de la repesca para la clasificación al Mundial de Rusia, que se celebrará el próximo verano, y no disputará la competición por primera vez desde 1958. El combinado transalpino, dirigido por Gian Piero Ventura, fue incapaz de remontar el 1-0 de la ida contra la selección de Suecia, muy ordenada atrás en el partido de vuelta, y que finalmente aguantó todos los embates de su rival. La no calificación de Italia supone también el adiós al equipo nacional de su capitán, el portero Gianluigi Buffon, que se ha quedado a las puertas de disputar el quinto Mundial de su carrera.

El partido se disputó en el estadio San Siro de Milán, un escenario histórico para hacer posible la remontada. La selección de Ventura llegaba al encuentro consciente de que tenía que remontar el gol de la ida, anotado por Johansson tras un error de la zaga transalpina, y por ello, presentó un once de ataque. El estadio vibró con la interpretación del himno italiano y pronto, el balón empezó a rodar. En la primera media hora de partido, el árbitro del choque, el español Mateu Lahoz, no pitó cuatro penaltis claros, lo que perjudicó a ambas selecciones. Italia se fue creciendo antes del descanso, con una ocasión clara de Antonio Candreva que se fue arriba. 

Los jugadores de Italia, abatidos tras el final del partido (FOTO: Twitter)

En la segunda parte, las ocasiones empezaron a ser cada vez más frecuentes, pero ninguna se concretaba, y la tensión empezó a ser palpable en el estadio. Ventura empezó a mover el banquillo, dando entrada a jugadores de ataque, pero mantuvo en la caseta al delantero del Nápoles Lorenzo Insigne, uno de los más en forma de la Serie A. Al final, Italia quiso tirar de épica. Marco Parolo lo intentó todo, e incluso Buffon subió a rematar un córner. Todo fue estéril, y, a la finalización del tiempo reglamentario y de los cinco minutos de prolongación, San Siro se quedó mudo. Italia estaba fuera del Mundial.

Los minutos siguientes al pitido final fueron de absoluta consternación. Algunos jugadores se tiraron al suelo, hundidos por el resultado. Otros intentaban mantener la entereza. Uno de los más afectados era Gianluigi Buffon, que no pudo reprimir las lágrimas ante la prensa en su último partido vistiendo la azzurra. “Es una lástima. No por mí, sino por el movimiento, por la gente que ha venido. Hemos fallado algo que podía ser muy importante” lamentó el cancerbero de la Juventus, cuyo primer Mundial fue el de 1998. Buffon mostró su deportividad aplaudiendo el himno sueco cuando todo el estadio lo pitaba y felicitando a sus rivales por la calificación.

La prensa italiana, por su parte, ha sido muy crítica con la selección, y en especial con su entrenador, al que acusan de no haber sido capaz de imprimir una huella propia a la azzurra, que tras años de catenaccio refinó su estilo de juego con Cesare Prandelli y Antonio Conte como seleccionadores. Se avecinan tiempos turbulentos en el fútbol transalpino. El próximo 1 de diciembre, se sortearán los grupos del Mundial, y, por primera vez desde Suecia 1958, la tetracampeona Italia no estará en el bombo. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios