UN TIROTEO EN FLORIDA DEJA 17 PERSONAS MUERTAS

by Felipe Manchón Campillo

La escuela secundaria Stoneman Douglas de Parkland, Florida, fue el escenario el pasado 14 de febrero de una sangrienta matanza en la que murieron 17 personas, y en las que quedaron heridas 15. Nikolas Cruz, joven de 19 años, que había sido expulsado del centro educativo el año pasado, disparó con su rifle AR-15 a todas las personas que encontró. Esta matanza supera a una de las más famosas de la historia del país, la de Columbine en 1999, donde la cifra fue de 15 personas muertas.

Cruz empezó disparando en el exterior del instituto, y posteriormente comenzó a disparar, tras accionar la alarma de incendios. A medida que la gente fue saliendo al pasillo, y tras lanzar bombas de humo, disparó contra todas las personas que se encontró. Posteriormente, fue detenido por la policía. Los primeros datos conocidos al respecto del asesino apuntaron a que era un niño problemático, que había sido expulsado por sus amenazas a otros estudiantes, y que estaba obsesionado con las armas, de las cuales tenía varias, y que exponía en las redes sociales.

Inmediatamente después del tiroteo, se puso en marcha el código rojo de emergencia del colegio, iniciándose la evacuación de los estudiantes y la persecución del asesino, que fue inmediatamente capturado. Varios medios difundieron posteriormente imágenes publicadas en redes sociales. Tras el tiroteo, muchos estudiantes declararon a los medios que tenían claro que, si algún día había un tirador en el colegio, ese sería Cruz. Minutos después, varias autoridades, como el senador Bill Nelson, se trasladaron a la zona del crimen, a medida que se iban conociendo detalles de los hechos, como que varios profesores interpusieron su cuerpo para proteger a alumnos, o que el asesino había recibido formación militar.

La lacra de los tiroteos en los centros escolares continúa

Este es el decimotercer tiroteo que se produce en un centro escolar en 2018, aunque ha sido el más mortífero de todos. En este sentido, el presidente Donald Trump escribió “Ningún niño ni profesor ni nadie más debería sentirse inseguro en una escuela estadounidense”. El poderoso lobby de las armas, uno de los principales apoyos de Trump, se ha manifestado en numerosas ocasiones en contra de una regulación que reduzca la posesión de armas de fuego. Sin embargo, la sucesión de tiroteos pone este asunto en la agenda del poder.

En este sentido se manifestaron muchos políticos demócratas, entre ellos la excongresista Gabrielle Giffords, que sufrió graves heridas en un tiroteo en 2011 al que sobrevivió, y que escribió en Twitter “Cada día que no actuamos, escogemos este destino. Toleramos a políticos que no reconocen esta crisis y votan en contra de nuestra seguridad. Permitimos que la epidemia de violencia armada continúe día tras día mortal”. El entrenador de los Golden State Warriors, Steve Kerr, acusó al Gobierno de no importarle los tiroteos. El tiroteo de Florida tendrá una repercusión importante en las próximas semanas. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios