DONALD TRUMP Y KIM JONG-UN SE REUNIRÁN EN MAYO

by Felipe Manchón Campillo

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, han aceptado reunirse en el mes de mayo para hablar sobre el programa nuclear de este último país, en un encuentro histórico que podría rebajar la tensión entre ambas potencias, que ha llegado a estar en extremos peligrosos.

La noticia, confirmada por la Casa Blanca, ha desconcertado a la mayoría de analistas, que en ningún caso preveían que la escalada entre ambos países pudiera resolverse de manera diplomática. En el acercamiento de posturas, ha sido fundamental la mediación de Corea del Sur, que ha actuado como emisario entre ambas partes. Kim Jong-Un ofrece la desnuclearización de su país, así como acabar con las pruebas nucleares y armamentísticas que han provocado numerosas advertencias internacionales.

En una rueda de prensa en la Casa Blanca, Trump y el consejero de Seguridad Nacional de Corea del Sur Chung Eui-yong mostraron su satisfacción con la decisión de Corea del Norte, aunque advirtieron de que, de momento, seguirán con la guardia alta en la relación bilateral. “Somos optimistas con este proceso diplomático. La República de Corea, los Estados Unidos y nuestros aliados nos mantenemos unidos y esperamos que no se repitan los errores del pasado. La presión continuará mientras Corea del Norte no acompañe sus palabras con acciones concretas” declaró Eui-yong. El presidente, por su parte, anunció en Twitter que las sanciones se mantendrían.

Al modo de Nixon en 1972

Algunos analistas han apuntado a que este acercamiento entre Estados Unidos y Corea del Norte supone un éxito para Donald Trump, y algunos lo comparan con el viaje que uno de sus antecesores, Richard Nixon, hizo a China para reunirse con Mao en 1972. Aquella visita acabó con más de 25 años sin relación entre ambas partes, y algunos historiadores reconocen que fue fundamental en la consecución definitiva de la paz en Vietnam.

Kim Jong-Un llevaba varias semanas, con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos en la ciudad surcoreana de Pyeongchang, acercándose a Corea del Sur. El anuncio de su voluntad de negociar con Trump podría poner punto y final a la carrera armamentística del régimen norcoreano. Hasta el momento de la reunión, sin embargo, no se sabrá si se está en un alto el fuego temporal, o si las relaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte entran en una nueva etapa.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios