PUTIN, REELEGIDO COMO PRESIDENTE RUSO CON EL 76% DE LOS VOTOS

by Felipe Manchón Campillo

Madrid, 19 de marzo de 2018

Vladimir Putin, presidente de Rusia desde 2012, permanecerá en el poder durante por lo menos seis años más. Como candidato del Frente Popular Panruso, Putin consiguió el 76,67% de los votos en las elecciones presidenciales que se celebraron el domingo. La participación rozó el 70%, evitando el fantasma de la abstención. El resultado es el mejor que el presidente ruso ha obtenido hasta ahora.

El segundo candidato más votado fue Pavel Grudinin, al frente de las listas del Partido Comunista Ruso, con un 11,79% de los sufragios. El tercero fue Vladimir Zhironovsky, candidato del Partido Liberaldemócrata Ruso, con un 5% de los votos. El resto de candidatos obtuvieron pobres resultados. Nadie tenía dudas de que Putin conseguiría su victoria en estas elecciones presidenciales, y la duda estaba puesta sobre el resultado que obtendría. En los últimos actos de campaña, el presidente ruso dio mucha importancia a la participación, para intentar que no hubiese una abstención significativa que empañase el resultado.

En el discurso posterior a que se conociesen los datos del recuento, Vladimir Putin pronunció unas palabras triunfantes con un profundo trasfondo nacionalista. “Necesitamos la unidad para avanzar” declaró el presidente frente a un público entregado que gritaba consignas a favor de Rusia. Este resultado refuerza el poder absoluto de Vladimir Putin, y le garantiza seis años de tranquilidad política.

El día de las elecciones coincidió con el cuarto aniversario de la anexión rusa de Crimea. Desde Rusia, se celebró la efeméride con celebraciones, lo que provocó que el gobierno ucraniano decidiese no permitir a los rusos residentes en el país que votasen en estos comicios. En los territorios de Ucrania que declararon su independencia durante la crisis de 2014 para anexionarse a Rusia, Crimea, Lugansk y Donestk, Vladimir Putin consiguió el domingo un apoyo alrededor del 90% de los votos.

Nula presencia de la oposición al presidente

Los observadores internacionales criticaron desde el principio estos comicios, de los que afirmaron que no eran democráticos, y acusaron al presidente Putin de haber organizado unas elecciones a medida para garantizarse que ninguno de sus rivales de peso pudiera presentarse contra él. Uno de ellos fue Alexei Navalny, considerado el mayor opositor a Putin, y que, en diciembre de 2016, presentó su candidatura a la presidencia, teniendo que enfrentarse a numerosas dificultades, y siendo finalmente excluido de estos comicios a finales del año pasado. Navalny se reunió el domingo con la candidata Ksenia Sobchak, hija de un antiguo colaborador de Putin, a la que el propio Navalny acusó de haber recibido dinero del Kremlin para presentarse a estas elecciones.

Asimismo, también hubo acusaciones de pucherazo en numerosos centros de votación, todas a favor del Gobierno. El candidato comunista, Pavel Grudinin, declaró que estas habían sido “las elecciones más sucias de las que han tenido lugar en el espacio postsoviético”, y denunció que no se permitió en ningún momento la participación de la oposición. Putin se blinda de esta manera en el poder hasta 2024, y tiene las manos libres para seguir aplicando sus políticas nacionalistas.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios