FALLECE BARBARA BUSH, MUJER Y MADRE DE DOS PRESIDENTES AMERICANOS

Madrid, 18 de abril de 2018

Barbara Pierce Bush, primera dama de los Estados Unidos de 1989 a 1993, falleció en la noche de ayer en su residencia familiar de Houston, Texas a los 93 años. Su estado de salud había empeorado en las últimas semanas, y había decidido no someterse a más tratamientos. Bush estaba casada con George H.W. Bush, 41º presidente de los Estados Unidos, con el que tuvo seis hijos, uno de los cuales, George, presidió el país de 2001 a 2009.

Los rumores sobre la mala salud de Barbara Bush se habían hecho cada vez más frecuentes, y hace apenas tres días, un comunicado de la familia anunciaba que, tras sucesivas hospitalizaciones, la que fuera primera dama no se sometería a ningún tratamiento más para mejorar sus condiciones, aceptando sin embargo los cuidados paliativos. Barbara Bush sufría una serie de dolencias, la más grave de las cuales era un cuadro de enfermedad pulmonar obstructiva crónica. La muerte de la exprimera dama fue comunicada por un portavoz de la familia, aunque su hijo, George W. Bush, realizó una publicación en una red social en la que confirmaba la desaparición de su progenitora.

Barbara Bush, rodeada por su esposo y su hijo (FOTO: Twitter)

Durante su larga vida, Barbara Bush asumió un papel secundario cuando su marido y su hijo asumieron la más alta magistratura de su país. Este hecho convirtió a esta neoyorquina en la segunda mujer tras Abigail Adams en haber sido a la vez esposa y madre de presidente. Barbara Pierce contrajo matrimonio con George H.W. Bush, hijo del banquero y político Prescott Bush, en 1945, y le acompañó durante su carrera política, que le llevó primero a la Cámara de Representantes, y posteriormente a la dirección de la CIA, a la vicepresidencia de los Estados Unidos, junto con Ronald Reagan, y finalmente a la presidencia de los Estados Unidos.

Una de las primeras damas más queridas

Incluso después de que su esposo fuese derrotado por Bill Clinton en su intento de conseguir su reelección en 1992, Barbara Bush permaneció en la mentalidad de los norteamericanos como una de las primeras damas más valoradas. Su lucha contra la dislexia, una dolencia que sufría uno de sus hijos, Nathan, llegó a un buen número de niños y niñas en todo el país. La matriarca de la familia Bush llegó incluso a defender a su sucesora como primera dama, Hillary Clinton, ante los ataques de la prensa. Su imagen clásica, con su pelo blanco y sus perlas, llegó a muchos hogares norteamericanos.

Barbara Bush apoyó la candidatura de su hijo Jeb a las presidenciales de 2016, pero, tras su derrota, decidió seguir el plan marcado por su familia y se negó a apoyar a Donald Trump como candidato presidencial. A su llegada a la presidencia, la exprimera dama criticó públicamente algunas de sus afirmaciones, especialmente aquellas en que atacaba a las mujeres, y animó a los republicanos a pensarse su voto en las siguientes elecciones. La desaparición de Barbara Bush deja a los Estados Unidos sin una de sus más carismáticas primeras damas.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios