MADURO GANA UNAS POLÉMICAS ELECCIONES ACUSADO DE FRAUDE

by Felipe Manchón Campillo

Madrid, 21 de mayo de 2018

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se proclamó ayer ganador de las elecciones presidenciales que se celebraron en el país. El sucesor de Hugo Chávez obtuvo un 67,7% de los votos frente a un 21,1% de su principal rival, el opositor Henri Falcón. Sin embargo, estos comicios han estado teñidos de polémica, con un nivel de participación que no alcanzó el 50%, lo que implica que solamente un 29% de la población apoyó al presidente, y con acusaciones de fraude por parte de la oposición, que pidió la repetición de estas elecciones.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) proclamó anoche los resultados definitivos de las elecciones, con victoria de Maduro, que recibió casi 6 millones de votos, frente a un 21,1% de Henri Falcón y un 11% del también opositor Javier Bertucci. Sin embargo, el triunfo del presidente venezolano, que lleva en el poder desde 2013, se esperaba, ya que la oposición se negó a participar en ellas al considerarlas fraudulentas, aduciendo que habían sido convocadas por la Asamblea Nacional Constituyente, un órgano a la medida del régimen bolivariano que sustituyó el año pasado al Parlamento, controlado por la oposición.

Las declaraciones de los políticos fueron dispares. En una comparecencia frente al palacio de Miraflores en Caracas, Maduro señaló que su triunfo había sido el resultado de una victoria popular permanente, y llamó al diálogo, consciente de la difícil posición en la que queda, saliendo victorioso de unos comicios reconocidos por un escaso número de mandatarios extranjeros. Por su parte, la oposición habló de farsa, y varias personas dentro del Frente Amplio Venezuela Libre, que reúne a todas las tendencias contrarias al chavismo, llamaron a la repetición de los comicios de ayer, pero reuniendo las garantías necesarias.

La abstención, gran protagonista de la jornada

Dando por descontada la victoria de Nicolás Maduro, el chavismo se movilizó durante los últimos días de campaña para intentar combatir la abstención a la que había llamado la oposición, ya que eran conscientes de que una participación baja deslucía el resultado. Los datos de participación arrojan que solamente un 48% del censo votó, un mal resultado para el Gobierno, y un triunfo de la estrategia opositora. Pese a ello, la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez, declaró que la gran derrotada del día había sido la abstención.

El día de las elecciones dio como resultado imágenes atípicas de calles vacías, lo que chocó con la costumbre de una participación masiva en los comicios. En el CNE, se registraron hasta 900 irregularidades en el proceso, denunciadas tanto por Falcón como por Bertucci, que protestaron, entre otras cosas, por el establecimiento del carnet de la patria, un documento lanzado por el Gobierno para mantener un doble control del sufragio.

Pese a la posición general de crítica al proceso electoral, ha habido algunos cargos internacionales que han anunciado que reconocen el resultado, como el presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, que afirmó que el proceso electoral contaba con todas las garantías exigibles. El resultado de los comicios deja un país aún más partido, entre los partidarios y los detractores del presidente, y es difícil predecir qué ocurrirá en los próximos meses, pues la situación sigue siendo de una enorme complicación.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios