TRUMP Y KIM JONG-UN FIRMAN UN ACUERDO PARA AVANZAR EN LA DESNUCLEARIZACIÓN DE COREA DEL NORTE

Madrid, 12 de junio de 2018

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo norcoreano, Kim Jong-un, se reunieron ayer en Singapur, en el primer encuentro bilateral entre ambos hombres. En una reunión que inicialmente fue a puertas cerradas, ambos mandatarios alcanzaron un acuerdo definido como “muy extensivo” y “con mucha buena voluntad” por el presidente norteamericano, y que tiene como objetivo que Corea del Norte desmonte su arsenal nuclear.

La incertidumbre sobre cuál sería el resultado de esta histórica cumbre se disipó rápidamente. Las expectativas más optimistas esperaban un acuerdo para que Corea del Norte se comprometiese a deshacerse de su armamento atómico, aunque ya no se pedía al régimen de Pyongyang que este desarme fuese inmediato. Sin embargo, el encuentro entre los dos hombres salió mejor de lo esperado, y de él, salieron promesas de futuras reuniones, una de las cuales podría producirse en la Casa Blanca, a la que Trump ya ha invitado a Kim Jong-un. El clima era de entendimiento e incluso de cordialidad, y algunos periodistas reconocieron su sorpresa ante lo que estaban viendo.

“El mundo va a quedar muy impresionado. Vamos a resolver un problema muy peligroso para el mundo. Todo ha ido mejor de lo que cabía esperar” declaró Trump. El presidente de Corea del Norte, por su parte, se manifestó en similares términos, al afirmar que este encuentro era un buen preludio para la paz. Posteriormente, se unieron a la reunión los asesores de ambos mandatarios, aunque el encuentro importante ya se había producido.

Una historia de desencuentros entre los dos líderes

Cualquier persona que llegase ayer a Singapur y observase la buena sintonía entre ambos hombres habría jurado que tenían una excelente relación. Sin embargo, hay pocos hombres que hayan tenido una relación más conflictiva que Trump y Kim Jong-un. Desde la llegada de Trump a la presidencia de los Estados Unidos en 2017, la posibilidad de que la lucha nuclear entre ambos países llegase a un conflicto abierto ha aumentado en algunos momentos. El cruce de insultos y amenazas entre ambos mandatarios ha sido habitual, y ninguno de los dos ha parecido ceder en su voluntad de imponerse en esta batalla. Finalmente, la reunión de Singapur abre una nueva etapa en la relación entre Donald Trump y Kim Jong-un.

La principal incógnita ahora pasa por saber en qué plazos se producirá la desnuclearización de Corea del Norte. El régimen de Pyongyang ha ido desmontando algunas de sus instalaciones atómicas como gesto de buena voluntad, y desde Washington no hay prisa en principio para que este desarme se produzca, y sacrificaron la voluntad de conseguir una fecha concreta para el desarme con el fin de obtener un acuerdo en este encuentro en Singapur. Sin embargo, el siguiente paso es saber cuándo y cómo se producirá la desnuclearización norcoreana, lo que podría repercutir en la seguridad internacional.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios