WEBER DA EL PISTOLETAZO DE SALIDA A LA CARRERA POR LA PRESIDENCIA DE LA COMISIÓN EUROPEA

Madrid, 5 de septiembre de 2018

El político alemán Manfred Weber, líder del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, ha anunciado hoy su candidatura a la presidencia de la Comisión Europea. El actual presidente, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, desveló el año pasado que no continuaría en el cargo, abriendo su sucesión. La elección de Weber, cercano a la canciller alemana Angela Merkel, persigue que Alemania tenga el control del principal organismo comunitario, e inicia la carrera por la presidencia de la Comisión Europea a menos de un año de los próximos comicios.

La candidatura de Weber, que lleva liderando el Grupo Parlamentario Popular desde 2014, forma parte del plan de Alemania para intentar copar algunos de los principales puestos a nivel europeo. El plan inicial de la canciller era que el gobernador del Bundesbank, Jens Weidmann, sucediese al italiano Mario Draghi al frente del Banco Central Europeo (BCE). Sin embargo, Merkel ha priorizado finalmente la consecución de la presidencia de la Comisión Europea, y ha reabierto la batalla en el BCE. Si finalmente es elegido, Manfred Weber sería el primer presidente alemán de la Comisión Europea desde que Walter Hallstein ejerció el cargo entre 1958 y 1967.

Alemania también persigue con el anuncio prematuro de la candidatura de Weber que no surjan otros postulantes potentes contra él, y que los diferentes países acaben por decantarse por él como candidato de compromiso. Sin embargo, hay otros dos posibles candidatos, el exministro francés Michel Barnier, que ya fue candidato en 2014, y que actualmente es el mayor representante de la Unión Europea en las negociaciones sobre el Brexit, y el exprimer ministro finlandés Alexander Stubb, que no han descartado aún la posibilidad de dar un paso adelante. El objetivo del Partido Popular Europeo es el de pactar un candidato único para evitar batallas internas, y el hecho de que Weber anuncie su candidatura con tanta antelación puede beneficiarle en este sentido. Sin embargo, la decisión definitiva no llegará antes de noviembre, cuando el PPE celebrará unas primarias para designar a su cabeza de lista en las europeas de 2019.

Los socialistas esperan su turno

La mayor parte de las encuestas sobre las próximas elecciones al Parlamento Europeo muestran que el Partido Popular Europeo seguiría siendo el más numeroso en la próxima composición de la cámara, a pesar de perder varios diputados. Pese a este dato, la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas, que engloba a todos los partidos socialistas y socialdemócratas europeos, insiste en que aún queda mucho tiempo para remontar la desventaja, y busca un candidato atractivo para competir con su rival popular y alcanzar la presidencia de la Comisión Europea el próximo año.

Entre los nombres que suenan, está el de la Alta Representante de la Unión Europea para Política Exterior y Política de Seguridad, la italiana Federica Mogherini, el del vicepresidente de la Comisión Europea, el holandés Frans Timmermans, el del comisario europeo de Economía, el francés Pierre Moscovici, y el de la exprimera ministra danesa Helle Thorning-Schmidt. Todos los partidos comienzan a pulir sus estrategias para la carrera que viene, y en la que aún queda mucho por decir.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios