LA ULTRADERECHA SUECA AVANZA EN UNAS ELECCIONES GANADAS POR LOS SOCIALDEMÓCRATAS

Madrid, 10 de septiembre de 2018

El partido Demócratas Suecos, de extrema derecha, consiguió ayer un 17,6% de los votos en las elecciones generales del país nórdico, aumentando en 13 escaños su representación parlamentaria. Pese a que el aumento en voto de la formación liderada por Jimmie Åkesson ha sido menor al que apuntaban algunas encuestas, este resultado ha marcado las elecciones, que fueron vencidas por trigésimo segunda vez consecutiva por el Partido Socialdemócrata del primer ministro Stefan Löfven, que obtuvo su peor resultado histórico. La formación de gobierno promete ser difícil, ya que ambos bloques están casi empatados, y será la posición de los Demócratas Suecos la que determine la composición del futuro ejecutivo.

En unos comicios extremadamente polarizados, Demócratas Suecos se ha mantenido en la tercera posición en la que estaba previamente, pero ha aumentado en 4,7 puntos y en 20 años su representación en el Riksdag. El miedo de que la ultraderecha pudiera vencer en las elecciones suecas era real, y ello provocó una improbable unión entre los Socialdemócratas y los Moderados para evitar que así fuera. Finalmente, las perspectivas de voto de la formación de Åkesson no alcanzaron el 25% que pronosticaban algunos sondeos no se hicieron realidad, aunque el resultado obtenido por el partido, que ha utilizado un discurso xenófobo durante toda la campaña, le permitirá ser árbitro en las complicadas negociaciones para constituir un gobierno.

El partido más votado en estos comicios ha sido el Partido Socialdemócrata, que ha vencido todas las elecciones en Suecia desde 1914, y al que pertenecía el primer ministro más carismático de la historia del país nórdico, Olof Palme. Sin embargo, y pese a mantenerse en el primer puesto, la formación, dirigida desde 2012 por el actual jefe de gobierno, Stefan Löfven, ha obtenido sus peores resultados, con un descenso de 2,6 puntos y de 12 escaños, aunque han sido mejores de lo esperado, acercándose al 30% de los votos. También ha mejorado sus resultados respecto de los sondeos el Partido Moderado, líder de la oposición, que, pese a caer con más fuerza que los socialdemócratas, mantienen la segunda posición.

Empate entre izquierda y derecha

Este resultado deja empatados a los dos bloques, el del centro izquierda, con el Partido Socialdemócrata, los Verdes y La Izquierda, con 144 escaños, y el del centro derecha, con los Moderados, el Centro, los Cristiano Demócratas y los Liberales, con 143. Sin embargo, ambos están lejos de la mayoría absoluta, fijada en 175 escaños. Este resultado podría dar alas a los Demócratas Suecos para poner las condiciones al centro derecha para regresar al gobierno.

La formación del gobierno hace cuatro años también fue complicada. Tras ocho años en la oposición, los socialdemócratas regresaron al poder de la mano de Stefan Löfven y gracias a un acuerdo de coalición con los Verdes y La Izquierda. Sin embargo, pronto llegaría una crisis que estuvo a punto de llevarse al ejecutivo por delante, aunque, inesperadamente, se evitó la repetición electoral. Löfven espera que, a pesar de la fuerte pérdida de escaños sufrida por la coalición que lidera, el acuerdo se pueda reeditar, y él pueda seguir siendo primer ministro cuatro años más.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios