LOS PAÍSES EUROPEOS TENDRÁN QUE ELEGIR ANTES DE ABRIL ENTRE EL HORARIO DE VERANO Y EL DE INVIERNO

Madrid, 14 de septiembre de 2018

La Comisión Europea ha pedido este viernes a los gobiernos de los países miembros celeridad a la hora de decidir si prefieren quedarse de forma permanente con el horario de verano o si, por el contrario, eligen el de invierno. Los países cuentan con seis meses para decidir cuál es el horario que más les beneficia y pactar un enfoque común con los países vecinos para que no se produzcan desajustes.

El vicepresidente del Ejecutivo comunitario para la Unión de la Energía, Maros Sefcovic, y la comisaria de Transporte, Violeta Bulc, han presentado en rueda de prensa la propuesta legislativa en la que Bruselas pide acabar con los cambios de hora en 2019.

El calendario que plantea la Comisión Europea pondría fin al cambio de hora el 31 de marzo de 2019, y los países que quieran volver a la hora de invierno realizaran esta última modificación el 27 de octubre del mismo año. Desde esta fecha no se podrán realizar más cambios, razón por la que han pedido acordar y aprobar la normativa como muy tarde en marzo del 2019.

“Permitirá a los ciudadanos europeos aprovechar pronto los beneficios” ha asegurado Bulc, que es consciente de que se trata de un calendario ambicioso, pero anima a las capitales a iniciar consultas y debates a nivel nacional a partir de este momento, para garantizar un enfoque común y evitar problemas como consecuencia de la falta de coordinación que puede darse entre capitales que difieran en cuanto a la elección del horario.

De esta manera, la comisaria de Transporte ha reconocido que este enfoque puede ser perjudicial para países vecinos, como puede darse entre Bélgica y Países Bajos, si eligen horarios diferentes, y ha reclamado a las capitales un esfuerzo para que esto no ocurra, a pesar de que este mismo ejemplo existe actualmente entre España y Portugal.

Sefcovic ha reivindicado que este es el mejor momento para abolir el cambio de hora, alegando que una abrumadora cantidad de personas están a favor de su eliminación, como se pudo ver en la consulta organizada por Bruselas. El vicepresidente ha insistido en que el cambio de hora tiene efectos negativos sobre la salud de los europeos, y ha calificado esta práctica de anticuada, pues el ahorro de energía que genera ahora es totalmente menor al de hace décadas.

“Tengo fe en que nuestros Estados miembros y el Parlamento Europeo lo harán de manera inteligente y coordinada, que los países vecinos se coordinarán y encontrarán una solución que sea la mejor para los ciudadanos y la economía” ha concluido Sefcovic.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios