FUJIMORI VOLVERÁ A LA CÁRCEL TRAS LA ANULACIÓN DE SU INDULTO

by Felipe Manchón Campillo

Madrid, 4 de octubre de 2018

El expresidente de Perú Alberto Fujimori, de 80 años, regresará a prisión en los próximos días después de que la Corte Suprema del país haya anulado el polémico indulto que le otorgó en diciembre Pedro Pablo Kuczynski, expresidente del país, para intentar evitar su destitución. El tribunal ha insistido en que dos de los crímenes por los que Fujimori fue condenado en 2009 por los delitos de homicidio, lesiones graves, desapariciones forzadas y torturas, deben cumplirse, y no pueden acogerse a ninguna medida de gracia. El presidente peruano, Martín Vizcarra, señaló que respetaba la decisión de la Corte Suprema, mientras que la oposición, liderada por Keiko Fujimori, hija del autócrata, ya ha anunciado que recurrirá esta decisión.

Fujimori, que presidió Perú entre 1990 y 2000 antes de ser destituido por el Congreso, fue condenado por un tribunal en abril de 2009 a 25 años de prisión por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, que consistieron en la muerte de un total de 35 personas entre 1991 y 1992, un caso por el que Perú pidió su extradición a Japón cuando el mandatario abandonó el país. En las Navidades pasadas, mientras intentaba salvar el proceso político en su contra que podía acabar en su destitución, el presidente Kuczynski negoció con un sector de la oposición fujimorista, liderado por el hijo del expresidente, Kenji, peleado con su hermana, su apoyo en la votación. A cambio, Fujimori fue liberado por razones humanitarias, aunque Kuczynski no pudo evitar su salida del poder en última instancia.

El auto de la Corte Suprema con el que se da marcha atrás al indulto a Alberto Fujimori es particularmente duro con Kuczynski y la decisión tomada el pasado mes de diciembre, de la que dice que carece de efectos jurídicos, y, aunque reconoce que el expresidente tiene actualmente una enfermedad, esta no es terminal, y, por tanto, “no se justifica que se trate de un caso que exija la necesidad imperante de ponerlo en libertad”. Asimismo, se señala que el indulto concedido a Fujimori contraviene varias legislaciones, entre ellas la Convención Americana de Derechos Humanos, y, por ello, da la orden de anular esta medida de gracia.

Un nuevo terremoto político en el país

Perú lleva años sumido en una perenne inestabilidad política, acentuada por el hecho de que el actual presidente, Martín Vizcarra, gobierne sin tener mayoría en el Parlamento, en manos de la oposición fujimorista. La anulación del indulto a Alberto Fujimori, que provocó en su momento dimisiones en el gobierno de Kuczynski, es un elemento más de inestabilidad que puede hacer daño al ejecutivo de Lima. La hija de Fujimori, Keiko, líder de la oposición a Vizcarra, declaró entre lágrimas a los medios a la salida de la casa de su padre “Es uno de los días más tristes en nuestra vida, es extremadamente doloroso que un juez le haya quitado la libertad señalando que no está moribundo y no tiene derecho a un indulto humanitario porque había errores en la tramitación”.

El presidente Vizcarra se ha limitado a señalar que respetará la decisión judicial. Sin embargo, desde algunos sectores de Fuerza Popular, el partido de Keiko Fujimori, se ha llegado a sugerir que la decisión de revertir el indulto viene directamente del poder. El actual contexto de enfrentamiento entre las diferentes partes de Fuerza Popular podría desaparecer por la nueva situación, que podría conducir a la reconciliación entre Keiko y Kenji Fujimori por el bien de su padre. El regreso de Fujimori a la cárcel parece inminente, pero la decisión judicial al respecto aún no es firme.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios