NACIONES UNIDAS NO CUMPLE CON LAS AYUDAS ESTABLECIDAS EN EL CAMPO DE REFUGIADOS DE BANGLADESH

by Irene Fernández-Villacañas

Madrid, 19 de octubre de 2018

La ONU no cumple con el porcentaje estipulado de ayuda al campo de refugiados de Bangladesh, según los datos aportados por la ONG Médicos Sin Fronteras, que a través de una exposición que se podrá visitar hasta el próximo 23 de octubre denuncian las condiciones en las que viven estas personas. En agosto del pasado año la ONU se comprometió a donar una cantidad de dinero para ayudar al mayor campo de refugiados del mundo, pero de esa cantidad llega el 30%. Actualmente, en Cox´s Bazaar hay más de 900.000 refugiados sobreviviendo gracias a la ayuda de ONGs como Médicos Sin Fronteras.

En agosto de 2017, la ONU se comprometió a ofrecer ayuda al campo de refugiados de Bangladesh, en el que en esa fecha residían más de 200.000 refugiados rohingyas. Desde que se aprobaron esas ayudas han llegado al campo 700.000 refugiados más. Sin embargo, de esas ayudas iniciales llega un 30% y de ese porcentaje un 15% va destinado a la salud. Debido a que el gobierno de Bangladesh no les reconoce como refugiados y que el las instituciones exteriores no cumplen con las cuotas de ayudas, el campo sale adelante gracias a la ayuda de ONG como Médicos Sin Fronteras. Esta ONG les da un espacio seguro, pero no por ello más cómodo. 

“Debido a las restricciones del movimiento para la población musulmana y el bloqueo a las organizaciones humanitarias internacionales en el norte del estado están limitando sus posibilidades de recibir atención medica” así explicaba David Noguera, presidente de Médicos Sin Fronteras, cual es la situación que están viviendo allí. Por ese motivo, aseguraba Noguera, es necesario ese reconocimiento. La mayoría de refugiados vienen de Myanmar, de un gobierno que no les reconocía y de un conflicto bélico en el que en un mes murieron más de 6000 personas.

Respecto a ese 15% destinado a salud, se han realizado 561.000 consultas médicas entre 2017 y 2018. Esa cifra significa que mucha gente no tuvo ninguna consulta médica.  “Priorizamos las ayudas a familias con niños y hacemos un diagnóstico físico y mental aleatorio para ver la situación de las personas cuando llegan”- José Antonio Silva, expatriado. Siguen una serie de tratamientos para los niños que sufren desnutrición y para las personas que sufren de enfermedades como hipertensión. Debido al rechazo que el gobierno de Myanmar las personas que llegan a los campos vienen sin vacunas y muchos de ellos con enfermedades graves, es decir, se acaban formando epidemias que terminan con muchas de las vidas que llegan.  Las tres enfermedades más comunes en los refugios son diarrea acuosa, debido a la mala calidad del agua que consumen, enfermedades respiratorias y enfermedades de la piel. 

Médicos Sin Fronteras realiza estos días una exposición en el Centro Cultural Daoiz y Velarde, tratando estos temas con testimonios de personas que viven en esos campos de refugiados y fotografías de las situaciones que han tenido que vivir para huir de la guerra que se estaba produciendo en su país de origen. Las encargadas de la exposición afirmaron que el objetivo es concienciar a la gente para que no se olvide del conflicto y pueda ayudar.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios