LA COP25: UNA CUMBRE QUE CAMBIÓ DE CONTINENTE PERO SIGUIÓ SIN CONTENIDO

by Sabina Mompó, Carlos Ibarra y Gabriel Bolaño

Madrid, 17 de diciembre de 2019

La Cumbre del Clima de Madrid ha finalizado con un acuerdo mínimo sin conseguir los planteamientos iniciales de la cita: los países participantes posponen las decisiones para frenar las emisiones de dióxido de carbono y no llegan a un pacto por el mercado del carbono. La Cumbre Social del Clima –“contracumbre”-, con sede en la Universidad Complutense, también brilla por las ausencias de sus invitados en los encuentros programados.

COP25

Foto vía Telemadrid

La cumbre tuvo que cambiar su sede inicial: Chile, por Madrid. La difícil situación del país andino motivó este cambio de emplazamiento, de Latinoamérica a Europa, pero con un mismo magro resultado. La ausencia de Estados Unidos y la falta de implicación de las otras potencias hacía prever lo sucedido: no se han conseguido avances significativos en materia climática, tan solo prórrogas, reiterativas, de acuerdos previstos.

Fracasan los acuerdos

Los delegados en la conferencia climática de Madrid tenían la misión de encontrar vías para reforzar el cumplimiento del Acuerdo de París, establecer disposiciones para la regulación de los mercados de carbono y aumentar los objetivos de acción climática. En cambio, los más de 200 países que han participado en la cumbre del clima más larga de la historia se han limitado a aplazar la cuestión a la próxima reunión de Glasgow (Reino Unido) en 2020.

Durante estas tres semanas en Madrid se han limitado a aprobar un acuerdo de mínimos, bajo el nombre Chile-Madrid Tiempo para la Acción, que se trata de un simple llamamiento a la “ambición” en la reducción de emisiones. Los países no han definido la regulación de los mercados de carbono, la principal dificultad de las negociaciones que ha retrasado el cierre casi 48 horas, consiguiendo ser la cumbre del clima más larga de la historia.

Además del fracaso en las negociaciones, la Cumbre del Clima de Madrid ha contado desde su inauguración con la significativa ausencia de las principales potencias a escala mundial, líderes políticos como Jair Bolsonaro de Brasil, Xi Jinping de China, Vladimir Putin de Rusia o Donald Trump de Estados Unidos, siendo estos además los países más contaminantes del planeta. Gobiernos que se atreven a negar el cambio climático, bromear acerca del tema o incluso comenzar los trámites para abandonar el Acuerdo de París, como el gobierno de Trump.

"Claramente no es suficiente. El mundo nos está mirando y espera soluciones mayores. No estamos satisfechos”, ha lamentado la presidenta de la conferencia, Carolina Schmidt. “Los acuerdos conseguidos no son suficiente para afrontar con urgencia la crisis climática".

Por su parte, la Ministra en funciones para la Transición Ecológica Teresa asumió parte de la responsabilidad en el fracaso de la negociación debido a la poca capacidad de liderazgo plasmada por Chile. La Ministra calificó la Cumbre del Clima como “agridulce” y considera que “se estuvo muy cerca de conseguir el acuerdo del mercado de emisiones, pero no puede ser a cualquier precio”.

La Cumbre Social brilla por sus ausencias

La “contracumbre”, que nació como alternativa social y no institucional de la COP25, ha tenido a la Universidad Complutense de Madrid como una de sus sedes principales. En ella se han celebrado numerosos actos, encuentros, talleres o charlas, que en muchas ocasiones han brillado por la ausencia de sus invitados.

Multiusos Cumbre Social

Edificio Multiusos de la UCM; sede de la Cumbre Social. Foto vía Europa Press

El Ministro en funciones de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, no pudo asistir al encuentro “El cambio climático contado por expertos” celebrado el pasado jueves día 12 en el Salón de Actos de la Facultad de Ciencias Geológicas. En su lugar, se dio un discurso preliminar en el que se matizó que el acto no era oportunista sino oportuno, ya que se organizó antes de conocerse que Madrid albergaría la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Greta Thunberg visita la Universidad Complutense casi en el anonimato

La joven activista sueca Greta Thunberg visitó la Universidad Complutense de Madrid el pasado 8 de diciembre con motivo de la celebración de la Cumbre Social. Llegó a la universidad “por sorpresa”. Su inesperada llegada impidió ser recibida de forma institucional. La joven llegó al Edificio Multiusos de la UCM camuflada con una sudadera azul para no ser reconocida, como puede apreciarse en el video difundido por las redes sociales. La reunión que mantuvo con los demás activistas de la Cumbre Social fue a puerta cerrada en una de las aulas del complejo educativo, que en la puerta lucía un único cartel que decía “¡Latinoamérica vencerá al fascismo! ¡Nuestro norte es el sur!” en español.
·
Según afirma ElPaís, fuentes presentes en la reunión afirmaron que Thunberg declaró no querer ser la única voz de la juventud que lucha por la emergencia climática. Anteriormente ya había declarado lo siguiente en Madrid: “no me gusta estar en el centro del foco todo el tiempo, aunque sé que es una cosa positiva. Si la prensa escribe de mí, también escriben de la crisis del clima”. Esta razón de “cansancio” podría explicar su visita “furtiva” a la Universidad Complutense sin aviso oficial a las instituciones o la prensa, y que ahora vuelva a su casa en Suecia para tomar unas “vacaciones de descanso”.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios