LA GUERRA EN COLOMBIA HA PROVOCADO UNA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER NUNCA CONOCIDA

CUATRO MUJERES COLOMBIANAS DEBATEN EL ACUERDO DE PAZ DE LA HABANA EN SU PRIMER ANIVERSARIO

“No hay mujer en Colombia que no esté en riesgo”. Esta tajante afirmación, pronunciada por Pilar Rueda, consultora de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para la paz en Colombia, fue un aldabonazo en el seno del debate en el que Rueda y otras tres mujeres colombianas de muy diferentes procedencias discutieron sobre el “proceso de paz” en su país, que se firmó hace un año. 

Las cuatro mujeres, que participaron en la mesa sobre la paz que se celebró el año pasado en La Habana, coincidieron en señalar que el conflicto ha sido especialmente dañino para las mujeres, que se han tenido que enfrentar a una violencia específica, e insistieron en que cualquier proceso de paz deberá incluir una perspectiva de género para la resolución de los problemas que las mujeres tienen en Colombia.

El debate, organizado por la Alianza para la Solidaridad, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid el pasado 16 de noviembre, reunió a Pilar Rueda, activista contra las violencias sexuales, Camila Cienfuegos, antigua comandante de las FARC, Aída Quilcué, líder indígena y Charo Mina, representante de la minoría afrocolombiana. La moderadora de la mesa, Lula Gómez, las definió como heroínas. Rueda afirmó que el acuerdo firmado en noviembre de 2016 por el Gobierno colombiano y las FARC incluye la visión de género. 

Los delitos sexuales sin la jurisdicción especial tienen garantía de impunidad

“Hemos conseguido que se le ponga cara a las mujeres que han sufrido todos estos años” declaró Rueda. Charo Mina añadió que además está presente un enfoque étnico en el acuerdo.
 
 
Las participantes en la mesa (FOTO: Twitter)
 
Por su parte, Aída Quilcué declaró que, en la cultura indígena, las mujeres son el referente de la madre tierra, y señaló que el problema para las mujeres en Colombia empezó en cuanto se empezó a violentar el territorio, es decir, en 1492. 
 
Pilar Rueda añadió que la guerra ha promovido patrones de violencia contra las mujeres que no eran tan prominentes, y denunció que ha habido prácticas que han empezado con la guerra. “La guerra no inventó la violencia contra las mujeres, pero la hace más cruel, hace que se normalice mucho más” lamentó Rueda, que criticó que los delitos sexuales hayan sido excluidos de la recién aprobada jurisdicción especial para la paz, y hayan sido derivados a la justicia ordinaria que, según ella, es garantía de impunidad de estos delitos. 
 
Colombia nunca ha sabido lo que es la paz
 

Uno de los testimonios más esperados era el de Camila Cienfuegos, exguerrillera de las FARC y actualmente activista por la paz en Colombia. Cienfuegos lamentó que Colombia nunca haya conocido la paz, y, aunque reconoció que los pasos que se han dado son muy positivos y pidió que se diese valor a los avances conseguidos, señaló que la paz en el país será imposible mientras se siga asesinando a líderes insurgentes y mientras las personas exiliadas no puedan regresar a Colombia. Asimismo, la exguerrillera dio voz a los antiguos miembros de las FARC que quieren participar del proceso de paz, afirmando “Ni vencimos ni nos vencieron, pero queremos formar parte del futuro de Colombia”. 

Al encuentro, asistieron numerosas personalidades, algunas de nacionalidad colombiana, entre ellas Santiago de Torres, presidente de la Alianza para la Solidaridad, Yago Pico de Coaña, exembajador español en Colombia, Adela Díaz, directora de la Oficina de Derechos Humanos del ministerio de Asuntos Exteriores, y Alberto Furmanski, embajador colombiano en España. En las intervenciones a las que dio paso la mesa redonda, se destacó la importancia del acuerdo de paz alcanzado, y se insistió en la necesidad de seguir dando pasos para la construcción de una paz duradera en Colombia.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios