EL ALCALDE DE NUEVA YORK CONFIRMA LA HIPÓTESIS DEL ATENTADO FALLIDO TRAS LA EXPLOSIÓN EN TIMES SQUARE

by Felipe Manchón Campillo

La explosión que se registró a primera hora del lunes en la estación de Porth Authority, en Nueva York, centro de los desplazamientos de la ciudad por tren y por autobús y cercana a Times Square, y que produjo una decena de heridos, fue un intento de ataque terrorista que no logró su objetivo. Esta es la principal hipótesis con la que trabajan los servicios de seguridad, como confirmó el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, en el exterior de la estación. “Seamos completamente claros – declaró el alcalde – ha sido un ataque terrorista fallido”. El responsable de la explosión, Akayed Ullah, un joven bangladesí de 27 años, fue detenido inmediatamente después de que esta se produjera.

Según fuentes policiales y municipales, el atentado podría haber sido una auténtica masacre, ante el enorme volumen de viajeros que usan las instalaciones atacadas todos los días. La tragedia pudo evitarse gracias a que el artefacto explosivo casero que Ullah pretendía hacer explosionar, se detonó parcialmente. “Estamos considerando la posibilidad de que la bomba se activase casualmente” declaró el jefe de la Policía de Nueva York, James P. O’Neill. Ullah fue rápidamente aprehendido por las fuerzas de seguridad, y en estos momentos, la policía investiga si el autor del ataque tiene relación con el Estado Islámico. 

El lugar del atentado, minutos después del ataque (FOTO: Twitter)

En la diana del terrorismo internacional

Nueva York ha quedado para siempre marcado por los atentados del 11 de septiembre de 2001, que inauguraron una nueva fase en la lucha contra el terrorismo internacional. Desde entonces, se han producido numerosos ataques en la Gran Manzana, aunque ninguno ha sido tan mortífero como el de 2001. El último ataque ocurrió en octubre de 2017, y fue un atropello masivo, provocando 8 muertes. Bill de Blasio llamó entonces a la unidad y a la resiliencia frente al terrorismo, un mensaje que repitió anteayer tras el ataque fallido de Porth Authority.

Quien no fue al lugar del atentado fue el presidente norteamericano, Donald Trump. Trump, sin embargo, publicó un comunicado en el que insistió en la necesidad de proteger al pueblo americano, y en el que identificó a los migrantes como el mayor peligro para la seguridad nacional. “El sospechoso del atentado entró en nuestra patria a través del reagrupamiento familiar, lo que es incompatible con la seguridad nacional” sentenció el presidente.  

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios