TRUMP CREA OTRA CRISIS AL DEFINIR A HAITÍ Y EL SALVADOR COMO "PAÍSES DE MIERDA"

by Felipe Manchón Campillo

El presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, realizó el jueves una entrevista al diario “The Washington Post” acerca de la eliminación del Estatus de Protección Temporal (TPS), conocido como el “programa dreamers”, al declarar que su país no tenía por qué “recibir gente de países que son un agujero de mierda”, como Haití, El Salvador y varios países africanos. El presidente declaró además que él prefería que viniera gente de Noruega. Esta intervención de Trump ya ha generado encendidas protestas, y ha abierto una nueva crisis internacional.

Una de las reacciones formales en contra de lo dicho por el presidente en la entrevista ha sido Paul Altidor, embajador haitiano en Estados Unidos, quien declaró en la cadena MSNBC que estos comentarios suponían una agresión, e informó de que su Gobierno ya había registrado una petición para que la administración Trump tenga que responder al respecto. También se produjeron reacciones por parte de los demócratas. El congresista Joe Kennedy III, muy comprometido con la defensa del TPS, que permite a los hijos de extranjeros que han vivido durante toda su vida en el país conseguir la nacionalidad ante la incapacidad de sus países de origen de protegerles, declaró “Estas declaraciones no hacen otra cosa que demostrar qué tipo de presidente tenemos”. 

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos (FOTO: Twitter)

La entrevista, informó “The New York Times”, se produjo en el Despacho Oval, con la presencia de diversos congresistas y senadores que reaccionaron de manera consternada a las palabras de Trump. El presidente siempre ha despreciado a los migrantes desde el comienzo de su campaña, y existe un gran número de declaraciones públicas en las que esto se ha hecho patente, llegando a afirmar que los 15.000 haitianos que han llegado al país desde su toma de posesión “tienen todos sida”. En una comparecencia a finales de diciembre, el líder demócrata en el Senado, el senador Chuck Schumer, de Nueva York, informó de que las deportaciones de extranjeros habían aumentado un 40% desde que Trump llegó a la Casa Blanca.

Abierto a negociar con Corea del Norte

En otra parte de la entrevista, Donald Trump se refirió al conflicto con Corea del Norte y a su particular reacción con su homólogo Kim Jong-un. “Probablemente tengo muy buena relación con él” afirmó en esta entrevista. En las últimas semanas, el presidente parece haber cambiado de estrategia, y estaría dispuesto a sentarse con Kim Jong-un para reanudar los contactos oficiales y para intentar rebajar la tensión. El régimen de Pyongyang anunció recientemente que permitirá a sus deportistas participar en los próximos Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebran en Seúl, Corea del Sur, lo que ha sido percibido como un gesto de buena voluntad por parte de Kim Jong-un.

La próxima semana, se cumple un año de la toma de posesión de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, y su impopularidad no tiene precedentes, con una media de apoyo de solamente un 38,5%. La administración se encuentra en estos momentos en una crisis comunicativa importante, por el escándalo que se ha generado tras la publicación del libro “Fuego y furia”, que ha destapado algunos de los trapos sucios del día a día de la presidencia de Trump, y a la que el presidente ha respondido de forma encendida. El primer aniversario de la presidencia de Trump, por tanto, no será dulce para él ni para su entorno.  

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios