AUMENTA LA POLÉMICA EN FRANCIA POR LAS DIFERENTES VISIONES SOBRE EL ACOSO SEXUAL

by Felipe Manchón Campillo

La polémica generada en Francia por la publicación el pasado lunes de un manifiesto firmado por varias mujeres, entre ellas la actriz Catherine Deneuve, en que defendían el “derecho a importunar” de los hombres y en el que criticaban duramente movimientos como el #MeToo, que intentan visibilizar las agresiones sexuales, sigue aumentando. Varias mujeres influyentes del país galo contraatacaron el miércoles con otro manifiesto en el que acusaban a las firmantes de dar “una bofetada a las mujeres que denuncian la depredación sexual” y de banalizar conductas inapropiadas.

Un colectivo de feministas, liderado por la escritora Caroline de Haas, reaccionó ayer de forma indignada ante el manifiesto que se recogió en las páginas de “Le Monde”. “Estas mujeres desprecian de facto a los millones de mujeres que sufren o han sufrido ese tipo de violencia. Utilizan su visibilidad mediática para banalizar la violencia sexual” reza la carta de respuesta. Asimismo, en una clara referencia a Catherine Deneuve, que restó credibilidad a las acusaciones de pederastia contra Roman Polanski en un programa de televisión, han recordado que muchas de las firmantes del manifiesto inicial han defendido a supuestos pederastas con el paso de los años. “Con este texto – continúa la carta – tratan de volver a imponer el tabú que empezamos a levantar. No lo lograrán”.

Además de estas feministas francesas, se han producido numerosas reacciones contrarias a la tribuna de “Le Monde”, poniendo especial acento en la crítica a Catherine Deneuve, la cara visible de este manifiesto. La actriz Asia Argento, que fue una de las primeras que denunció al productor Harvey Weinstein, escribió en Twitter “Deneuve y otras mujeres explican al mundo cómo la interiorización de su misoginia les ha lobotomizado hasta un punto de no retorno”. Asimismo, en un artículo en el diario británico “The Guardian”, la escritora Van Badham afirmó “Deneuve y sus amigas se alinean con su carta a los Allen, Weinstein y otros hombres acusados de abusos”.

Reacción encendida de las sucesivas ministras

Francia es uno de los países en los que más mujeres han accedido a puestos de poder, con dos candidatas a la presidencia, una mujer primera ministra y varias ministras. Por ello, ha sido especialmente relevante la reacción de varias de estas políticas a la polémica. La secretaria de Estado de Igualdad entre Hombres y Mujeres, Marlène Schiappa, que está liderando un proyecto contra el acoso sexual, declaró “Es un discurso peligroso que mina los esfuerzos para que las jóvenes entiendan que cuando un hombre frota sus genitales contra ellas en el metro es una agresión, y que no tienen que sentir vergüenza ni sentirse culpables”.

Por su parte, Ségolène Royal, candidata presidencial del Partido Socialista en 2007 y exministra de Medio Ambiente, tuiteó “Qué pena que nuestra gran Catherine Deneuve se sume a un texto tan deplorable”. Una de sus viejas compañeras de gabinete, la exministra de Derechos de las Mujeres, Laurence Rossignol, declaró que este movimiento era una bofetada contra todas las mujeres que denuncian la depredación sexual, y un desprecio a las víctimas de violencia sexual. La polémica está servida, ya que muchos de los políticos contrarios a las medidas con visión de género han aprovechado para aplaudir la “valentía” de las mujeres firmantes del primer manifiesto. “No es valentía – repuso Rossignol en una entrevista televisiva – es francamente inquietante que haya mujeres que justifiquen estas realidades”. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios