LA COMUNIDAD DE MADRID DEJARÁ SIN SERVICIOS A 280 ENFERMOS DE ELA EN 2018

by Sarai Vidal

“Más de 280 enfermos de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) en Madrid y 500 a nivel nacional, se quedarán sin servicio a domicilio y fisioterapia en piscina” denunció Isabel Blázquez Gil, trabajadora social de Adela, en un acto de reivindicación en la XI Edición de los Premios Valor 2017, que concede la Fundación Cepsa.

La Asociación Española de Esclerosis Lateral Amiotrófica (Adela) recibió el premio Valor Social 2017, por el proyecto “Terapias Alternativas para pacientes de ELA”. Este proyecto, galardonado con 12.000 euros, es de gran ayuda para la asociación, ya que según aseguró Blázquez Gil, por diferentes recursos, “tanto a nivel nacional como en la Comunidad de Madrid, nos han denegado la subvención del IRPF, que llevábamos recibiendo desde 2003”. Asimismo, la trabajadora social expuso que “la ELA es una enfermedad incurable, que mata las neuronas motoras y todos los músculos dependientes de ellas", por lo que el enfermo se va paralizando.  A pesar de que no tenga cura, es necesaria la fisioterapia, ya que así se mejora la vida del paciente y se reduce su dolor.

El buque insignia de la Fundación Cepsa

Los Premios Valor 2017 han premiado con 12.000 euros a cada uno de los cuatro proyectos finalistas. Además del proyecto presentado por Adela, han sido reconocidas otras tres iniciativas, el proyecto “Jugamos por la inclusión, promoción de la infancia y juventud en riesgo de exclusión social”, presentado por la asociación La Torre de Hortaleza; “Jóvenes en la cocina, inclusión sociolaboral de los jóvenes en riesgo de exclusión social de la Comunidad de Madrid”, presentado por la Fundación Altius Francisco de Victoria; y el Proyecto “Un hogar en Madrid para niños con cáncer”, presentado por la Asociación Infantil Oncológica de Madrid (Asión).

Estos galardones son el buque insignia de la Fundación Cepsa, que destina 360.000 euros a proyectos benéficos. Este año, se han presentado 380 proyectos, un 7% más que en la convocatoria pasada. Todos ellos abalados por 400 profesionales, conocidos como padrinos solidarios, empleados de la organización.

A través de un proceso de selección, con unos criterios previamente definidos, se realiza una valoración cuantitativa, relativa a aspectos como la viabilidad técnica, económica, el detalle con el que es presentado el presupuesto, las posibilidades que nos da a los trabajadores de Cepsa para el voluntariado y otros aspectos como la innovación. Los proyectos finalistas fueron quince y para la selección se tuvo en cuenta la relación con la discapacidad, la exclusión social y la ampliabilidad, todos ellos temas estratégicos para la Fundación Cepsa, como concluyó Inmaculada García, asesora judicial de Cepsa y jurado de los Premios Valor Social

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios