LOS SOCIALISTAS EUROPEOS INTENTAN BLOQUEAR LA NOMINACIÓN DE LA JUEZA ELÓSEGUI

by Felipe Manchón Campillo

La jueza española María Elósegui Itxaso fue nombrada el pasado mes de enero como magistrada del Tribunal Europeo de Derechos Humanos para el periodo 2017-2026, batiendo al candidato favorito del Gobierno, el expresidente del Tribunal Constitucional Francisco Pérez de los Cobos. Sin embargo, la polémica por sus declaraciones contrarias a la libertad sexual ha provocado que el Partido de los Socialistas Europeos haya registrado una petición para bloquear su nombramiento.

Los socialistas europeos, junto con otros eurodiputados españoles, como Ernest Urtasun, Ramon Tremosa o Maite Pagazaurtundúa, han redactado una carta que enviaron ayer a dos cargos comunitarios, Michele Nicoletti, presidente de la Asamblea del Consejo de Europa, y Guido Ramondi, presidente del TEDH, en la que solicitan la revocación del nombramiento de Elósegui como jueza de este tribunal por sus declaraciones homófobas, en las que afirmaba que la transexualidad era un trastorno psiquiátrico, y otras intervenciones en las que atacaba la libertad sexual. “La igualdad de género y el combate de la discriminación por motivos de identidad de género o sexual son centrales para el Consejo de Europa y la Unión Europa” reza la misiva. 

El problema es que es muy difícil revocar el nombramiento de un juez que ya haya sido designado para un puesto en el TEDH, y la única forma, en principio, es que el propio interesado renuncie a ese nombramiento. Conocedora tanto de este detalle como de la campaña organizada por los socialistas europeos, María Elósegui concedió ayer una entrevista en “El Confidencial” en la que declaró “Que pidan lo que quieran, yo ya he sido nombrada magistrada y eso es irreversible e irrevocable”.

Una jueza homófoba que mintió en su currículum

La polémica en torno a María Elósegui se inició cuando, días después de su nominación como magistrada, se conocieron sus postulados respecto de la homosexualidad, la transexualidad, la libertad y el aborto. Varias organizaciones LGTBI nacionales e internacionales solicitaron entonces que su nominación no se produjese, al entender que su perfil no era el ideal para el puesto. Otras informaciones sucesivas abundaron en el perfil homófobo de la magistrada, apuntando a su supuesta pertenencia al Opus Dei como fundamento de sus puntos de vista.

Asimismo, la exsecretaria de Estado de Igualdad Soledad Murillo puso el acento sobre otro detalle desconocido del currículum de María Elósegui, quien afirmó que había participado en el proceso de elaboración de la ley de Igualdad del Gobierno del PSOE. “Es mentira que la señora Elósegui participara de ninguna forma en la ley de igualdad” escribió Murillo en un tweet, siendo apoyada por otros miembros del PSOE, como el exministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, que pidió además que se suspendiera el nombramiento de Elósegui. López Aguilar ha sido uno de los firmantes de la carta con las que se pretende detener la posibilidad de que esta magistrada pueda asumir su puesto en el TEDH, que debe garantizar los derechos y la libertad de todos los ciudadanos europeos. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios