EL COLECTIVO DE JÓVENES EXTUTELADOS DE LA COMUNIDAD DE MADRID EMPIEZA A INTEGRARSE

by Guillermo Mendoza

“Por fin hemos conseguido un sistema que está funcionando francamente bien. Estamos consiguiendo sacar adelante a todos los menores. Un 60% de los 300 jóvenes que sale del sistema de protección de la Comunidad de Madrid encuentra trabajo, y el otro 40% está en búsqueda activa de empleo”, ha declarado Carlos Izquierdo. El consejero ha asegurado que este programa de inserción se ha convertido en el “referente a nivel nacional” y que va a viajar por diferentes comunidades autónomas para convencer a las instituciones de que deben aplicarlo.  

El consejero de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid visitó el 14 de febrero la Fundación ISOS, encargada de llevar a cabo un programa de transición a la vida adulta que ampara a jóvenes de hasta 21 años en riesgo de exclusión social, que la Comunidad aprobó en 2016.

Antonio Izquierdo en la Fundación ISOS (Fotografía extraída del Twitter de la Comunidad de Madrid)

Centenares de jóvenes tutelados por la Comunidad de Madrid se quedaban desamparados al cumplir la mayoría de edad. Gracias al plan de autonomía de 16 a 21 años, muchos se han salvado de la exclusión social. 

“La Fundación ISOS atiende anualmente a 180 jóvenes en riesgo de exclusión social con solo cuatro trabajadores”, ha señalado Idelfonso Perojo, uno de los colaboradores de la fundación, como una carencia que las instituciones podrían ayudar a solventar. “El programa de transición a la vida adulta funciona gracias a un convenio que se firmó con la Comunidad,  pero un 30% del dinero con el que financiamos nuestras actividades sale de nuestros bolsillos”, añade Perojo. 

El coordinador de la Fundación ISOS, Igor Sánchez, estácontento porque según él, “se empieza a dar visibilidad a un colectivo poco conocido como el de los extutelados” . “Este es el inicio del apoyo a los jóvenes extutelados. Estamos teniendo buenos resultados. Sin embargo todavía hay un grupo de chicos inmigrantes que llegan a la mayoría de edad en una situación difícil, ya que sólo cuentan con permiso de residencia y no de trabajo. Nosotros los ayudamos en la manera de la posible, poniéndolos en contacto con empresas”, ha declarado Sánchez.

Un joven de 21 años que asegura estar muy agradecido a la fundación, ha contado que gracias al programa ha conseguido empleo en algo que le gusta. Trabaja como frutero en un supermercado y quiero seguir desempeñando el mismo empleo. Sin embargo, actualmente está preocupado buscando otro  trabajo donde le hagan un contrato fijo.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios