VARGAS LLOSA DEFIENDE EL LIBERALISMO EN LA PRESENTACIÓN DE “LA LLAMADA DE LA TRIBU”

by Guillermo Mendoza

Madrid, 28 de febrero

Con el objetivo de “defender al liberalismo de las mentiras, calumnias y desfiguraciones que se han tejido respecto a esta doctrina “, El Nobel peruano Mario Vargas Llosa ha escrito su autobiografía política e intelectual La llamada de la tribu, presentada en Madrid. Vargas Llosa reflexiona en este ensayo sobre cómo transformó su pensamiento la lectura de la obra de siete destacados pensadores liberales, entre los que están Adam Smith, Jean-François Revel y Ortega y Gasset. 

Mario Vargas Llosa presenta su último libro ‘La llamada de la tribu’. FOTO: diariocorreo.pe

Además de defender el liberalismo, Mario Vargas Llosa afirma que ha escrito La llamada de la tribupararendir un homenaje y manifestar mi agradecimiento a un grupo de pensadores que me han ayudado muchísimo a defender las cosas que defiendo, que me han alumbrado cuando encontraba muy confuso".  

"Creo que era muy difícil para un joven latinoamericano en los años 50, cuando había tantas desigualdades sociales, políticas y económicas, no acercarse al socialismo. El socialismo parecía una  salida a un pozo sin fondo de injusticias, de brutalidades y de horrores", reflexionó Vargas Llosa. El golpe de Estado de Odría, en Perú en 1948, provocó que Vargas Llosa fuera más consciente del "problema social" que atravesaba su país, ya que el entonces presidente democrático de Perú, era pariente de su familia. 

En aquellos años Latinoamérica estaba “de confín a confín” repleta de dictaduras militares apoyadas por los Estados Unidos. Esto, en palabras del escritor, "empujaba a los jóvenes latinoamericanos a la extrema izquierda, al socialismo, o hacia el comunismo". “Milité en el Cahuide, un grupo clandestino comunista que funcionó durante la dictadura”, contó Vargas Llosa. El escritor relató también, cómo le emocionó en su momento la Revolución Cubana. "Tuvo un efecto gigantesco en mi generación”, aseguró. Sin embargo, tras visitar la isla en varias ocasiones e incluso llegar a reunirse con Fidel Castro en los años 60, descubrió que el proyecto revolucionario “estaba degenerando”, afirmó. La existencia de "las UMAP (Unidades Militares de Apoyo a la Producción), que eran en realidad campos de concentración, donde se confinó a antirrevolucionarios, delincuentes comunes, artistas y homosexuales", aseguró el escritor, fue "el primer trauma" que lo llevó a la ruptura ideológica con la Revolución Cubana.

El Nobel llama doctrina al liberalismo porque, en su opinión, “las ideologías son religiones laicas, y el liberalismo es algo más complejo”. “Los años de poder de la señora Thatcher, que yo viví desde adentro, fueron los que a mí me empujaron a leer a los pensadores que aparecen en este libro. Algunos eran pensadores a los que Thatcher reivindicaba personalmente. Ella confesaba leer a Friedrich Von Hayek. También que el libro más importante que había leído era La sociedad abierta y sus enemigos de Karl Popper, lo que me llevo a leerlo. Fue una experiencia deslumbrante. Es el libro de política que más me ha marcado”, señaló el escritor.

Vargas Llosa “no reconoce” Cataluña 

No faltaron preguntas acerca de la actualidad al Nobel. Sobre Cataluña aseguró “que no la reconoce hoy”. “En Cataluña pasé probablemente los mejores años de mi vida. Por aquel entonces los independentistas eran literalmente cuatro gatos que mis amigos consideraban anacronismos vivientes”, comentó el escritor, que vivió en Barcelona durante los años 70. Sobre posibles asociaciones al liberalismo y el Partido Popular, Vargas Llosa ha respondido que “el único partido político que se ha declarado liberal en España es Ciudadanos”. “Es algo que valoro positivamente, pero aún no han llegado al poder”, matizó. Con respecto al secuestro del libro Fariña y la decisión de retirar de ARCO la fotografía de Santiago Sierra, ha opinado que, “el pseudoarte y la pseudoliteratura también deben poder manifestarse con libertad”, y que “prohibirlos es antidemocrático y es algo que hay que combatir”. Sobre las futuras elecciones en Venezuela Vargas Llosa sentenció que “serán una farsa, y sólo alguien tan ingenuo como Zapatero llama a votar una mentira tan flagrante”.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios