PP Y CIUDADANOS, CONTRA LAS MOVILIZACIONES DEL 8M HASTA EL FINAL

by María López Vargas

Madrid, 6 de marzo de 2018

La huelga feminista que se celebrará el próximo 8 de marzo a nivel internacional está en el centro del debate político, y por ello, se organizó una tertulia informativa en el auditorio Caja de Música del Palacio de Cibeles en la que participaron representantes del consistorio madrileño, así como representantes sindicales y de organizaciones diversas, para exponer sus puntos de vista respecto al paro, que ha sido apoyado por el ayuntamiento madrileño, entre otras organizaciones. Todas las participantes mostraron su apoyo a las reivindicaciones feministas, aunque con diferencias en sus puntos de vista.

La primera mesa estuvo compuesta por cuatro mujeres que representaban a los cuatro partidos del consistorio madrileño. La delegada del área de Igualdad del ayuntamiento, Celia Mayer, y la portavoz socialista, Purificación Causapié, confirmaron su apoyo a la huelga. Mayer señaló que su presencia en la huelga era necesaria porque, según ella, ya no pueden esconderse los problemas debajo de la mesa, puesto que el feminismo está en un momento histórico en el que es necesario visibilizar los problemas. Causapié, por su parte, definió la huelga del 8 de marzo como un movimiento transformador que está completamente justificado por la violencia de género, la brecha salarial y la trata de blancas, y declaró, dirigiéndose a sus compañeras de mesa “Hago huelga también por otra cosa, y es que las mujeres en política siguen teniendo dificultades. Me sumo a la huelga porque no va contra ningún gobierno, sino contra un sistema injusto para la mitad de la población”.

En el otro extremo, se colocaron las representantes del PP y de Ciudadanos, que anunciaron que no secundarían la huelga, aunque señalaron que esperaban que fuese un éxito. Beatriz Elorriaga, concejal del PP, acusó a los organizadores de los paros feministas de haber dejado fuera a una buena parte de las mujeres españolas con la convocatoria, aunque señaló que el día 8 sería “un día grande y magnífico”. Por su parte, Sofía Miranda, en representación de Ciudadanos, mantuvo el tono con el que su partido ha justificado el rechazo a la huelga, declarando que ella era feminista, pero no anticapitalista ni comunista, y señalando que se dedicaba a ser “una feminista más pragmática”.

La primera película de la historia del cine fue creada por una mujer

Las asociaciones y los sindicatos tomaron el protagonismo en las siguientes mesas. En la segunda mesa, participaron representantes de asociaciones artísticas y sociales que reivindicaron el papel de las mujeres en los acontecimientos históricos de la humanidad. Una de las participantes, la actriz Berta Ojea, en representación de la Fundación de Actores y Actrices, recordó que la primera película de la historia del cine fue creada por una mujer, y no por los hermanos Lumière, que aparecen constantemente en el imaginario colectivo como los padres del cine. Otra de las participantes en esta mesa apoyó la idea de Ojea sobre el desconocimiento de los inventos que ha realizado la mujer, y planteó la idea de que deberían aparecer en los libros de texto.

En la última mesa, los colectivos representados fueron el de las mujeres con discapacidad, las mujeres gitanas feministas, la Unión Sindical Obrera o un sindicato de la enseñanza. Todas las portavoces de estos grupos coincidieron en señalar en sus discursos problemas como la brecha salarial, la desaparición de la conciliación, la igualdad, la violencia de género, y el deseo compartido de que el 8 de marzo sea un día histórico, aunque el feminismo, señalaron, ya ha ganado, por la gran visibilidad que se le ha dado últimamente.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios