LA CLAVE DE "EL CLUB DE LOS BUENOS INFIELES", LA IMPROVISACIÓN

by Beatriz Soler

Madrid, 15 de marzo de 2018

Gran parte del rodaje de El Club de los buenos infieles fue improvisado, así lo ha declarado en una entrevista exclusiva para INFOACTUALIDAD, Raúl Fernández, uno de los actores protagonistas que forma parte del elenco de la película. Del mismo modo, Lluis Segura, director del filme, confesó que Jordi Vilches, actor y amigo invitado para trabajar en la película, improvisó en todo momento su papel pese a no tener un personaje en el guion.

El Club de los buenos infieles, película basada en hechos verídicos, según su director,  sobre  las realidades que viven los hombres dentro del matrimonio, se ha estrenado en primicia en la Facultad de Ciencias de la Información, es el primer largometraje de su director,  que confesó sentirse como “una catedral de flan” ante la proyección del film.

El reparto de la película, según Roger Torras, productor de la misma, cuenta con los “mejores actores”, aun teniendo un reducido presupuesto, que se encontraron para representar a cinco hombres que se dan cuenta de que su matrimonio ha fracasado y ya no desean a sus mujeres. Así, Fele Martínez, Raúl Fernández, Adrián Lastra, Jordi Vilches y Juan Manuel Cifuentes reencarnan el papel de cinco hombres “patéticos” con ganas de vivir nuevas experiencias y recuperar su inapetencia. 

 

De izquierda a derecha: Fele Martínez, Lluis Segura, Raúl Fernández y Roger Torras / Foto: Clara Suarez

ENTREVISTA

COMETER INFIDELIDADES, EL FRACASO DE INTENTAR SER QUIEN NO ERES

EL CLUB DE LOS BUENOS INFIELES PODRÍA ESTAR PROTAGONIZADA POR MUJERES

¿Qué le inclinó a escribir el guion de esta película?

LLUIS SEGURA: Lo que cuenta la peli está basado en hechos reales, me inclinó verlo en la vida. Saber cómo mis amigos, por ejemplo, estaban con sus mujeres desde hace mucho tiempo y estaban cansados de estar con ellas pese a que las querían un montón. Algunos de ellos me llamaban cada fin de semana para salir, yo que era soltero no tenía ganas de salir y los que estaban casados tenían muchas ganas de salir. Salía con ellos y veía como algunos cometían infidelidades a sus mujeres, incluso las chicas también, todo el mundo las cometía, y pensaba: ¿por qué lo hacen? Un día descubrí que lo hacían para poder seguir con sus parejas, pensé que esa contradicción era una peli. 

¿Cree que muchos hombres se verán identificados con la película?

L.G: Hombres y mujeres, yo la película la he hecho con hombres, pero podía estar protagonizada por mujeres y sería casi lo mismo. Pero sí, yo creo que sí, la idea de que haya cinco personajes que representan cinco tipos de hombres patéticos, que muchos hombres se pueden sentir identificados.

La película se estrenó en 19ª edición del Festival de Cine Internacional de Albacete, ¿cree que esto va a ayudar a una mayor aceptación por parte del público?

L.G: Es un festival muy pequeñito, muy guay, nos trataron como unos reyes. No es muy conocido, pero el hecho de que las películas vayan a festivales nos da mucha energía. Más que al público, nos dio energía a nosotros.

Ha sido guionista, realizador, asesor creativo de Bayona, escritor... ¿Pero qué siente ante el estreno de su primer largometraje?

L.G: Mogollón de vértigo, estoy como una catedral de flan, súper nervioso. Me despierto por las noches diciendo: “¡Dios que estreno una peli, madre mía!”, lo he soñado muchas veces y ahora está siendo real. Me hace mucha ilusión.

¿Cómo es pasar de una comedia romántica, “Nuestros amantes” la última película que hizo, a una película que evidencia el fracaso del amor?

FELE MARTINEZ: Muy fácil, porque yo tuve en “Nuestros amantes” cinco sesiones y yo tenía un personaje que justo lo que hacía era evidenciar el fracaso del amor, entonces parece que ese personaje está entroncado  directamente con El Club de los buenos Infieles. Pero más que fracaso en el amor yo creo que es el fracaso de intentar ser quien no eres. Todos los protagonistas intentan  ponerse en un lugar que ya no les corresponde, que ya ha pasado. Son patéticos y en lugar de enfrentarse a sí mismos y a ser honestos consigo mismos, con sus parejas y con la vida en general, deciden tirar por la calle de en medio que es lo que en apariencia es más fácil. Se van al deleite, a la borrachera… son una panda de patéticos que al final no consiguen hacer nada.

 

A lo largo de todo su trabajo profesional ha abarcado múltiples registros  ¿Cómo ha sido protagonizar el papel de un hombre casado y desencantado con su vida?

RAUL FERNANDEZ: Ha sido muy divertido, nos lo pasamos bastante “teta” porque además, habéis de saber que gran parte de la película está improvisada. Lluis muy inteligentemente, muy sutilmente y con mucho acierto, nos propuso determinadas situaciones reales para que nosotros nos mezcláramos en ellas e interactuáramos con la propia realidad, teniendo en cuenta el personaje. Esa experiencia fue bastante divertida

 F.M: Sí, al principio era como muy marciano todo, pero luego molaba mucho porque estabas todo el rato metido en el personaje, entonces llegas a un punto en el que ya no tienes ni que pensar, todo va solo.

R.F: Exacto, yo en mi vida había tirado una toma que durara 20 o 30 minutos, ¡o más!

L.S: Les pusimos bebida y comida en una escena que no había nada escrito y rodamos durante horas. Ellos iban emborrachándose cada vez más, comiendo cada vez más y entonces empezaron a decir unas salvajadas increíbles, luego las editamos, y es lo que hay en la película. En la escena de la discoteca, tres partes de lo mismo, la gente de la discoteca no son extras, es una discoteca a tutiplén en la que metimos los actores dentro, solo con algunas frases guionizadas, y les dejamos hacer…

¿Cómo ha sido para ustedes trabajar con los otros protagonistas de la película como Adrián Lastra, Jordi Vilches, Juan Manuel Cifuentes…?

F.M y R.F: Ha sido muy fácil, no ha habido ningún problema.

L.S: Lo de Vilches es más fuerte todavía. Vilches no tenía personaje en el guion, pero nos acordamos de él porque es amigo y le dijimos que se viniera a grabar la peli. Se vino, le pusimos en medio, y no se había ni leído el guion, simplemente iba improvisando viendo lo que estaba pasando en ese momento.

Para producir la película, ¿Qué ha sido lo más difícil de contar con una  limitación presupuestaria, de tan solo con 60.000€?

ROGER TORRAS: Como no tienes recursos económicos, tienes que poner un poco de creatividad. También he tenido la suerte de contar con un director muy creativo y con unos actores geniales. Tenía esta base, entonces el presupuesto pasó a un segundo plano. Tienes una cámara, pones a actores con criterio, y todo sale sólo. Lluis también dijo que aunque tuviésemos poco presupuesto, teníamos que buscar a los mejores actores, que no escatimásemos en eso. La película muestra que Lluis tuvo mucho acierto y que en el casting no nos equivocamos, tuvimos muy buenos actores y la película se sustenta por eso, por el director  y por los actores.

Ha nombrado la creatividad y antes se ha escuchado que en la película se ha introducido la canción El límite, de La Frontera ¿Hay algún otro toque creativo en la película?

L.S: En la película hay un montón, en publicidad le llaman “insights”, aquello que el espectador reconoce como suyo. Si hablábamos de los años 90 al principio de la película, había que poner un temazo de los años noventa y a mí, personalmente, ese tema me ha gustado siempre mucho  y a toda la gente que tiene cuarenta y algo le gusta, no conozco a nadie que no le guste. Por tanto, lo pusimos en el guion, lo tenían que cantar en la escena del coche…  La canción se convierte en el late motiv de la peli. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios