CAOS EN LAVAPIÉS TRAS LA MUERTE DE UN MANTERO SENEGALÉS

by Felipe Manchón Campillo

Madrid, 17 de marzo de 2018

El fallecimiento en la tarde del jueves de Mame Mbaye, mantero senegalés de 35 años, en el madrileño barrio de Lavapiés provocó una serie de disturbios entre vendedores ambulantes y agentes de Policía que acabó con seis personas detenidas y 10 agentes heridos. Los manteros acusaron a la Policía de haber perseguido en motocicleta a Mbaye, que murió tras un infarto, y a otros compañeros, extremo que las fuerzas de seguridad negaron.

Mame Mbaye falleció a las 5 de la tarde tras sufrir una parada cardiorrespiratoria, y sus compañeros decidieron cargar contra la Policía, a la que acusaron de haberles perseguido desde la Puerta del Sol y de ser directamente responsables de la muerte del senegalés. Las concentraciones en la zona acabaron desembocando en enfrentamientos con la Policía. Los manifestantes lanzaron piedras contra los agentes y les insultaron. Los disturbios continuaron hasta última hora de la noche, llegándose a colocar barricadas con contenedores prendidos de fuego, mientras que la Policía se vio obligada a lanzar pelotas de goma para intentar controlar la situación.

Posteriormente, la Policía declaró que el origen de los disturbios había sido un malentendido, ya que los compañeros de Mbaye habían creído que este había formado parte de la estampida de manteros a los que perseguían los agentes desde la Puerta del Sol, e informó de que se había encontrado al hombre solo en la calle, y que, a pesar de la rápida intervención de los equipos de emergencia, no pudo hacerse nada para salvarle la vida. Sin embargo, varios testigos afirmaron que la Policía mentía, y que ellos habían visto cómo Mbaye era uno de los perseguidos por los agentes.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que se encontraba en París, declaró tras los disturbios “El Ayuntamiento investigará a fondo lo sucedido, y actuará en consecuencia”. La primera teniente de alcalde del consistorio, Marta Higueras, se presentó en la zona tras los disturbios. El PP y Ciudadanos, por su parte, criticaron el ataque a la Policía, los daños al mobiliario urbano que se habían registrado y algunos robos que se habían producido aprovechando la situación, y exigieron al Ayuntamiento que aclare los hechos a la mayor brevedad posible y que deje claro que la Policía no tuvo nada que ver con la muerte de Mbaye, que será próximamente repatriado a Senegal.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios