SOLO EL 20% DEL PRESUPUESTO PARA INCENDIOS FORESTALES SE DESTINA A PREVENIRLOS

by Paolo Chinchayhuara Portales

Madrid ,3 de abril de 2018

“Solo el 20% del presupuesto en casos de incendios forestales va dedicado a la prevención de los mismos frente al 80% dirigido a la extinción”. Así lo ha declarado José Ramón González Pan, ingeniero forestal experto en incendios forestales, en la presentación de “Incendios forestales. Entre el mito y la realidad. En defensa de nuestros bosques”, que ha tenido lugar en el Ateneo de Madrid. Lo acompañó el decano del Colegio de Ingenieros Técnicos Forestales, José González Granados, en el evento presidido por la escritora y conferenciante Pilar Altamira y moderado por Miguel Calvo y Jesús Miranda de Larra.

En orden desde la izquierda: José Ramón Gonzalez Pan, José González Granados, Pilar Altamira, Miguel Calvo y Jesús Miranda de Larra. Fotografía por Paolo Chinchayhuara

“Somos muy buenos apagando incendios, pero muy malos gestionando su prevención”, manifestaba José González Granados. En este sentido, comentó que “se acusa a la administración de falta de medios, poca prevención y escasa coordinación, sin embargo las investigaciones policiales y judiciales, además de las estadísticas, lo desmienten”.  De acuerdo con González Granados, el 65% se apaga en fase de conato, esto es, antes de que las llamas recorran una superficie mayor a la hectárea. Estas son una de las ideas que han podido desviar la atención de los verdaderos culpables de los incendios forestales, las causas humanas, acumulando el 96% de las causas totales.

 “Se pretende hacer llegar a la sociedad la sensación que detrás de los incendios forestales hay negras tramas que buscan especular con suelos y madera quemada. O que la modificación de Ley de Montes los facilitan.” Sin embargo, si recogemos los datos del Gobierno, tan solo un 0,12% de los incendios han sido motivados para aprovecharse de la reforma del 2015. Según comentaron, los motivos son otros: las quemas incontroladas para la obtención de nuevos pastos, pero sobre todo por Mantener hectáreas subvencionables. O individuos que de forma intencionada o negligente, provocan dichos incendios. Además entran en el juego otros factores que pueden parecer no estar relacionados, como la despoblación rural, que ha ocasionado el descuido de los terrenos forestales.

Además, según José Ramón González Pan, la solución ha de ser la gestión sobre la premisa de que el fuego seguirá siendo de uso cotidiano en actividades agropecuarias. Durante el período de quemas que comienza a principios de octubre hasta mediados de abril se siguen autorizando alrededor de  medio millón de quemas legales por necesidad para el desarrollo agricultor.

El otro casi 5 % de las causas de incendios son de origen natural. “El fuego natural existe y las plantas y animales están adaptados, al igual que a las heladas, y a la humedad relativa. El problema es que cambiamos la frecuencia de los incendios.” Declaraba González Pan

  • - La historia de nuestros fuegos

Durante la conferencia, también se presentó un desarrollo histórico de los incendios forestales en España con datos del Ministerio de Agricultura y Pesca que englobaban fechas desde 1961.

Fuente: Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentacion y Medio Ambiente.

El problema surge, según el gráfico, cuando  hay un cambio estructural en la población, es decir, un abandono de los territorios rurales. Ese abandono se nota progresivamente en la superficie quemada, el paisaje de mosaico que fue protegido durante muchos años, desaparece y se deteriora, se quebrantan de la misma manera las prevenciones hacia los fuegos artificiales de los propios agricultores. Ya para la década de los años noventa, hay una mayor cantidad de incendios pero afecta menos al territorio. Esto se debió al desarrollo del dispositivo de medios terrestres y personal formado para la extinción de los fuegos.

Según apuntaron, los fuegos no solo ocupan su siniestro en los meses de verano, sino que también arrasa en los meses de invierno en las zonas de Extremadura y Galicia. Sin embargo el presupuesto de estas Comunidades Autónomas es menor, teniendo que trabajar con contrataciones temporales dirigidas a los meses de mayor peligro, a diferencia de Madrid que dispone de equipos de extinción durante todo el año. 

José Ramón Gonzalez Pan concluyendo en la conferencia en el Ateneo de Madrid. FOTO: Paolo Chinchyhuara.

Dentro de las causas humanas y según datos recogidos entre los años 2005 y 2014, destacan las motivaciones intencionadas ocupando un 53 %, frente a las negligencias que son un 27%. Solo un 5% de las motivaciones intencionadas son por pirómanos según el SEPRONA, un porcentaje que se esperaba mayor por cómo se entiende por los medios de comunicación.

“El fuego llama al fuego, se ha de comunicar más la prevención y menos la extinción” concluía González Pan sobre la manera de presentar los incendios, de los cuales solo un 5% llega a los medios de comunicación, por el peligro del conocido efecto rebote, tan polémico con casos de terrorismo y violencia machista. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios