INDIGNACIÓN GENERALIZADA POR LA SENTENCIA DE LA MANADA

by Felipe Manchón Campillo

Madrid, 27 de abril de 2018

La sentencia hecha pública ayer por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra que condena a los seis acusados de violar a una joven de 18 años durante los Sanfermines de 2016 a 9 años de prisión, muy por debajo de las peticiones de la acusación, ha derivado en un movimiento generalizado de repulsa. En la tarde de ayer, miles de personas en toda España se manifestaron en apoyo a la joven, y en protesta por la sentencia, que considera que no existió ni violencia ni intimidación en la agresión sexual por parte de los miembros de La Manada, el apodo del grupo de jóvenes.

El tribunal reconoce la agresión sexual, y que esta se produjo sin el consentimiento de la víctima que, según la sentencia, se vio sometida por la fuerza por sus agresores. “El vídeo muestra de modo palmario que la denunciante está sometida a la voluntad de los procesados, quienes la utilizan como mero objeto para satisfacer sus instintos sexuales” señala la sentencia. Sin embargo, el tribunal ha negado que exista violencia e intimidación en la agresión sexual, y por tanto, no considera que se tratase de un caso de violación, lo que ha reducido sensiblemente las penas. La sentencia también informa de que el tiempo que los acusados llevan en prisión preventiva, desde julio de 2016, se descontará de sus condenas.

La indignación empezó rápidamente a crecer en las redes sociales, y las organizaciones feministas decidieron convocar marchas en protesta por la sentencia para esa misma tarde. Efectivamente, las calles de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Granada o Palma se llenaron de mujeres, pero también de hombres, que se debatían entre la indignación y el desánimo por esta decisión judicial. “Nos parece indignante que violar en España te cueste nueve años” señaló Carlota Álvarez, integrante del Movimiento Feminista de Madrid. Los gritos más repetidos fueron “Yo sí te creo”, “No es abuso, es violación” o “No a la justicia patriarcal”.

Un voto particular que pide la absolución

Uno de los elementos que más han indignado a los contrarios a esta sentencia es que uno de los miembros del tribunal, el juez Ricardo Javier González, realizó un voto particular para pedir la absolución de los acusados, y en el que defendía una condena únicamente por el hurto del teléfono móvil de la joven. “No consta acreditado que la denunciante durante las referidas relaciones sexuales se encontrase en una situación de 'shock' o bloqueo que le hubiese impedido comunicar a los cinco acusados, si así lo hubiese querido, que su deseo era el de no mantenerlas” afirma el juez, quien añadió que le parecía que las imágenes de la agresión sexual mostraban a una mujer “practicando actos sexuales en un ambiente de jolgorio y regocijo”.

La sentencia, ante la que cabe recurso que ya han anunciado entre otros la defensa de la joven y el ayuntamiento de Pamplona, ha provocado una repulsa sin precedentes, y la práctica totalidad de la clase política la ha criticado. En una entrevista en “El Diario”, la jurista Encarna Bodelón dice no entender la decisión del tribunal navarro, y afirma “La sentencia de la manada les dice a las mujeres que deben sufrir violencia extrema para ser agredidas”. Las movilizaciones continuarán previsiblemente en las próximas horas.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios