LA JUSTICIA BELGA NO EXTRADITARÁ A ESPAÑA A LOS CONSELLERS HUIDOS

Madrid, 16 de mayo de 2018

Un tribunal belga ha rechazado esta mañana que Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig, exmiembros del gobierno de la Generalitat de Catalunya, puedan ser extraditados por rebelión a España. Las primeras informaciones apuntan a que esto se ha debido a un error formal del juez Pablo Llarena al dictar la euroorden. Esta decisión en primera instancia supone el final del proceso de extradición de los tres consellers en el exilio.

La Fiscalía ha informado en su escrito de que el juez Pablo Llarena había cometido un error en la redacción de la euroorden, ya que no se había dictado antes una orden de detención en España, tal y como obliga la ley. El tribunal belga habría advertido al respecto al juez del Tribunal Supremo cuando remitió la orden de detención al país, pero Llarena les habría respondido que consideraba vigente la petición de arresto formulada por la Audiencia Nacional en noviembre. Sin embargo, la opinión del juzgado belga ha sido diferente, y Comín, Serret y Puig no serán extraditados.

La decisión implica que Comín, Serret y Puig no podrán ser detenidos ni enviados a España, y, además, el levantamiento de todas las medidas cautelares contra ellos, que implicaban que no pudiesen abandonar Bélgica sin permiso, y que tuviesen que comunicar al tribunal un domicilio fijo. “Queremos lanzar un mensaje constructivo al Tribunal Supremo y al Estado: Europa les está diciendo que están abusando del sistema de euroórdenes y del Código Penal. Ya basta” ha tuiteado Toni Comín pocos minutos después de que se hiciese pública la decisión del tribunal. Los abogados de la defensa se han manifestado también en estos términos, y también lo ha hecho la portavoz del PDeCAT en el Parlament, Maria Senserrich, quien ha declarado “La fábula de Llarena se desmonta y la arbitrariedad y la falta de rigor de la justicia española es cada vez más evidente en Europa”.

El error afecta también a la euroorden cursada contra Puigdemont

Esta decisión judicial se suma a otras que ponen en tela de juicio la instrucción realizada por el juez Pablo Llarena. Hace unas semanas, un tribunal de Schleswig-Holstein, en Alemania, ordenó la puesta en libertad de Carles Puigdemont y rechazó su extradición por delito de rebelión, y el mismo día, desde Bélgica, se rechazó la imputación de ese tipo penal a los consellers cuya extradición se ha rechazado hoy. A ello se suman las reticencias del tribunal alemán de aceptar extraditar a Puigdemont por el delito de malversación, y la posición del tribunal escocés que debe determinar si extradita a la exconsellera Clara Ponsatí, que también ha cuestionado el delito de rebelión. “Llarena hace las cosas deprisa y mal” ha acusado el abogado chileno Gonzalo Boye, que representa a Toni Comín.

El propio Boye, junto con Jaume Alonso-Cuevillas, el abogado de Carles Puigdemont, ha denunciado que el defecto de forma que, en última instancia, ha implicado que se haya rechazado extraditar a Comín, Serret y Puig también está presente en las euroórdenes enviadas a Alemania y Escocia. Alonso-Cuevillas ha mostrado su convicción de que Carles Puigdemont y Clara Ponsatí no serán tampoco extraditados al no existir una orden de detención en España antes de que se dictase la euroorden.

Torra, ya presidente, muestra su alegría por la noticia

Una de las reacciones a la decisión del tribunal alemán ha sido la del nuevo presidente de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra, quien ha realizado un tuit mostrando su alegría por la noticia, y señalando que está convencido de que, como en Bélgica, “la justicia acabará ganando en Alemania, Escocia y Suiza”. La satisfacción por la decisión judicial se ha extendido por todo el espectro independentista, e incluso algunos de los políticos presos en cárceles madrileñas, como Jordi Cuixart o Raül Romeva, han mostrado su convicción de que esta decisión se reproducirá en otros escenarios.

Torra, por su parte, ya es oficialmente el 131º presidente de la Generalitat de Catalunya. El Boletín Oficial del Estado y el Boletín Oficial de la Generalitat han publicado su nombramiento, después de que Roger Torrent, presidente del Parlament, se negase a pedir recepción al rey para comunicarle la elección de Torra. Sigue la incertidumbre sobre la forma en que el acto de toma de posesión de Torra se organizará, y sobre quién le impondrá la medalla de presidente. Sin embargo, el nombramiento oficial de Quim Torra implica que Cataluña tiene, más de 200 días después, un presidente.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios