“UNA REFORMA CONSTITUCIONAL ES ABSOLUTAMENTE INDISPENSABLE”

Madrid, 15 de junio de 2018

Una reforma constitucional que restaure los consensos de la Transición y que flexibilice algunos elementos del Estado podría ser fundamental para solucionar el conflicto entre Cataluña y el resto de España. Esta fue una de las principales conclusiones de la presentación del decimoprimer Informe sobre la Democracia de la Fundación Alternativas, que repasa la visión que la población tiene de la democracia, y del efecto que en ella pueden tener elementos como la corrupción, la crisis económica o la mencionada situación en Cataluña. La calificación que este informe concede a la democracia es de un 5,73, una décima por encima que el año pasado.

 

La mesa principal de la presentación del informe (FOTO: Daniel Leguina Casas)

“No hay otra solución que la reforma constitucional, es absolutamente indispensable” declaró el exministro de Industria y Administraciones Públicas Juan Manuel Eguiagaray, que insistió en que esta es la única manera de restaurar un orden y una concordia entre todos. El también patrono de la Fundación Alternativas reconoció la dificultad de emprender este cambio en la Carta Magna dada la actual fragmentación parlamentaria y los vetos cruzados entre partidos, pero insistió en que solamente así podrán afrontarse mejor los retos democráticos a los que se enfrenta España. Varios de los asistentes apoyaron esta posición durante el turno de preguntas, compartiendo con Eguiagaray el convencimiento de que solamente así se podrá suavizar el choque con Cataluña.

Estas afirmaciones se produjeron durante la presentación del Informe sobre la Democracia de la Fundación Alternativas en la sala Europa del Senado. El director del Laboratorio de la fundación, Jesús Ruiz-Huerta, calificó este documento como una de las señas de identidad del think-tank, y detalló algunos de los elementos que se estudian en este informe. “El informe invita al debate y la reflexión sobre la calidad de nuestras instituciones. Dedica atención al procés y a la aplicación del 155, la financiación de los partidos y la corrupción, y también a fantasmas del pasado en forma de populismos, nacionalismos y xenofobia” declaró.

Una mejora relativa en el índice de democracia

Por su parte, Alberto Penadés, profesor de la Universidad de Salamanca, dio los detalles de la encuesta con la que la Fundación Alternativas mide la calidad de la democracia, y que este año ha sido de 5,73, una mejora de una décima respecto de la calificación del año pasado. En este sentido, el ponente declaró “La democracia española es buena, pero tiene algunos problemas”, y colocó a España en el vagón de cabeza de los países internacionales, reconociendo que hay muchos problemas. Sin embargo, Penadés señaló que la democracia española está más o menos bien evaluado salvo en la lucha contra la corrupción.

Asimismo, la profesora de Derecho Constitucional por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) Marian Ahumada, señaló que este informe está en línea de continuidad con los anteriores, y puso el acento en el cambio de gobierno como una oportunidad, ya que, para ella, el anterior Ejecutivo había abusado del derecho al veto presupuestario, paralizando las iniciativas legislativas de los grupos de la oposición. “Estamos en un escenario único en el que el Parlamento tiene que volver a encontrarse en el centro de la actividad legislativa” sentenció Ahumada.

Un cambio de clima tras la moción de censura

El público atiende a la presentación (FOTO: Daniel Leguina Casas)

Otra de las participantes en esta presentación fue la exdirectora del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y presidenta del instituto MyWorld Belén Barreiro, quien desveló que, en las últimas semanas, se ha percibido en sus estudios un cambio de la sensación que la población española tras el éxito de la moción de censura contra Mariano Rajoy. “Hay una sensación de orgullo – declaró Barreiro – de que tenemos un Gobierno que es mejor que el anterior, y que produce una unanimidad sobre su calidad”. La socióloga también puso el acento en la insatisfacción que una parte de la juventud tiene sobre la calidad democrática, pero, en cambio, están más abiertos a estructuras estatales más descentralizadas y a un referéndum en Cataluña.

En el turno de preguntas, se produjo un intercambio de opiniones entre Marian Ahumada y Carlos Aragonés, senador del PP, que defendió en su intervención que la moción de censura debería haber provocado una convocatoria electoral, ante la debilidad parlamentaria del Gobierno presidido por Pedro Sánchez. Ahumada le contestó que no era así, declarando “La consecuencia de una moción constructiva no es una convocatoria electoral”. Entre el público, estaban personalidades de la Fundación Alternativas, como el vicepresidente ejecutivo, Nicolás Sartorius, y Diego López Garrido, presidente del Consejo de Asuntos Europeos, y algunos colaboradores del informe, como Pablo Simón, editor de Politikon, y Alain Cuenca, profesor de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH).

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios