ESPAÑA Y PORTUGAL FIRMAN UN NUEVO ACUERDO PESQUERO POR CINCO AÑOS

by Nerea Domínguez San Miguel

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y la ministra del Mar de Portugal, Ana Paula Vitorino, han suscrito hoy en Luxemburgo el Acuerdo sobre Condiciones de Ejercicio de la Actividad de las flotas española y portuguesa, que presenta la novedad de incluir la regulación del horario de desembarque de la flota de arrastre, que no podrá descargar sus capturas en puertos del otro país durante el fin de semana, hasta las el martes a las 00.00 horas. El acuerdo tendrá una vigencia de cinco años prorrogables en dos años más.

El ministro Luis Planas con su homóloga portuguesa. (FOTO: Diario Atlántico)

El propio sector pesquero solicitó un acuerdo “estable y duradero” durante el último Comité Luso-Español, cuyo fin permite una mejor gestión de los recursos pesqueros, y favorece la estabilidad de las flotas de ambos países. El acuerdo alcanzado, y que estará vigente los próximos cinco años, prorrogables a dos más, regula la actividad pesquera en las desembocaduras de los ríos Miño y Guadiana y en las aguas del Océano Atlántico que rodean la península Ibérica, las cuales se encuentran bajo la soberanía tanto de España como de Portugal. Establece además una serie de delimitaciones o normas sobre la actividad que corresponde a cada flota o pesquería, por ejemplo el número de barcos. Se ha creado una Comisión Mixta con el fin de realizar pactos y mejoras entre países a través de una reunión anual.

Entre ambos países existen unos acuerdos bilaterales sobre la actividad pesquera, regulados desde el año 1986. Luis planas ha resaltado la colaboración entre los países vecinos durante los últimos años en lo referente a la pesca, como el acuerdo para establecer un Plan de gestión de la Saridna Ibérica, “Estos acuerdos pesqueros han funcionado correctamente y han sido beneficiosos para ambos países durante todos estos años”, afirmaba el ministro, pero ahora se vuelve a hacer necesaria su modificación.

Aguas fronterizas y licencias de Pesca

Las aguas y territorios fronterizos se han regulado según sus diferentes competencias, y reflejan el máximo de buques que podrán faenar en las aguas bajo la jurisdicción del otro territorio. En el caso de las aguas fronterizas del río Miño el acuerdo fija la posibilidad de pesca para 26 buques artesanales y 18 de cerco para cada país, sin límite para las gamelas dentro de las 12 millas, que comprende hasta 6 millas al norte y sur de la frontera del río, con excepción de los buques de acero, para los que que la zona no se ha modificado, entre las 10 millas al norte y al sur de la frontera.

En la frontera del río Guadiana la actividad se ha fijado entre las 12 millas de costa y a lo largo de 15 millas al este y al oeste del río. En el caso de la pesca artesanal su regulación solo afectará a las 7 primeras millas a cada lado de la frontera. Por último en las aguas continentales serán un máximo de 15 buques de acero y 30 de arrastre para el tramo comprendido entre las 12 y 200 millas de ambas costas.

Dependiendo del tipo de embarcación se ha concedido a la flota española 25 licencias para buques dedicados al arrastre de bivalos, 7 de acero, 2 de trasmano artesanal y 10 de coquina artesanal. Por otro lado, para la flota portuguesa se han establecido 8 licencias de cerco, 11 de trasmano artesanal, 6 de encalle, 7 de alcatraces y 2 de anzuelo artesanal.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios