LA DIADA SE CELEBRA HOY EN UN CLIMA ENRARECIDO Y EN MEDIO DE LAS REIVINDICACIONES INDEPENDENTISTAS

by Felipe Manchón Campillo

Madrid, 11 de septiembre de 2018

La Diada Nacional de Cataluña, el día en el que los catalanes celebran su identidad, y que en los últimos años se ha convertido en un escenario para las reivindicaciones de los independentistas, se celebra hoy en un clima enrarecido por la crisis política, por los roces entre los partidos independentistas, y por la existencia de políticos presos por orden del juez Pablo Llarena. A ellos se les dedicará la manifestación que se celebrará hoy en Barcelona y otros puntos de Cataluña, y que se espera multitudinaria. La oposición, que ha acusado al independentismo de secuestrar la Diada, ya ha anunciado que no participará en los actos de hoy.

El escenario actual es muy diferente al de años anteriores. Las consecuencias de las leyes de desconexión y de la declaración unilateral de independencia que activó la aplicación del artículo 155 de la Constitución provocan que este 11 de septiembre pueda tener un tono más moderado al de años anteriores, y han aflorado las diferencias entre los partidos que defienden la secesión. En una alocución televisada en la noche de ayer, el presidente de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra, confirmó que su objetivo es “hacer la República por los presos políticos y los exiliados”. Sin embargo, el líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Oriol Junqueras, señaló que no existía ningún atajo para la independencia, y que esta solamente se podría obtener mediante un referéndum pactado. Esto coincide con la posición manifestada por otros miembros del partido republicano, como Joan Tardà, y amenaza con quebrar la unidad del independentismo.

Los actos de hoy son principalmente dos, la tradicional ofrenda floral en el monumento a Rafael Casanova, máxima autoridad militar y política de Cataluña en el sitio de Barcelona por parte de las tropas leales a Felipe V entre 1713 y 1714, y una manifestación organizada por la Assemblea Nacional Catalana (ANC) bajo el lema “Hagamos la República catalana”, y que recorrerá la Diagonal barcelonesa. 460.000 personas ya se han inscrito en la manifestación, que también reivindicará la libertad de los políticos presos acusados de delitos de rebelión, sedición y malversación. Desde la Generalitat, se ha llamado a la movilización para el día de hoy, con el objetivo de que sea un éxito.

Una Diada sin la oposición

Los tres partidos unionistas, PSOE, PP y Ciudadanos, han criticado duramente los propósitos de Torra y del independentismo para el día de hoy, y han anunciado que no se sumarán a los actos oficiales por la Diada. Tan sólo el PSC se unirá a la ofrenda floral en el monumento a Casanova, mientras que el PP y Ciudadanos, que acusaron al independentismo de secuestrar la Diada, y de celebrar una fiesta únicamente para la mitad de los catalanes, han decidido no participar en estos actos, y organizarán celebraciones alternativas.

El 11 de septiembre de 2012 supuso el pistoletazo de salida para el actual proceso independentista. Entonces, entre 600.000 personas y 2 millones se manifestaron en Barcelona bajo el lema “Catalunya, nou estat d’Europa”, y esto provocó que el entonces presidente de la Generalitat, Artur Mas, asumiera como propios los postulados independentistas, e iniciase el proceso hacia la convocatoria de un referéndum para la secesión de Cataluña. Seis años después de aquello, Cataluña se encuentra en una situación de excepcionalidad, tras la declaración unilateral de independencia y la aplicación del 155, y en un punto de inflexión que determinará hacia dónde quieren dirigirse los independentistas y qué posición está dispuesto a asumir el Gobierno de España al respecto.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios