SUSANA DÍAZ CONVOCA ELECCIONES ANTICIPADAS EN ANDALUCÍA PARA EL 2 DE DICIEMBRE

Madrid, 9 de octubre de 2018

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, firmó en la tarde de ayer el decreto de disolución del Parlamento regional y de convocatoria de elecciones anticipadas para el próximo 2 de diciembre. Con este acto, Díaz termina con semanas de especulación sobre un eventual adelanto de los comicios, motivada por la ruptura entre la presidenta y sus socios de Ciudadanos, que anunciaron que votarían en contra de los Presupuestos del Ejecutivo socialista. La decisión de la presidenta persigue obtener mejores resultados y huir de la inestabilidad. “Mi tierra no se merece la inestabilidad que hay en el resto de España” declaró la presidenta en una rueda de prensa.

diaz

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz (FOTO: Twitter)

En la rueda de prensa, la presidenta andaluza confirmó que el riesgo de ruptura de la legislatura había motivado su decisión, y reveló también que la primera persona a la que había avisado de su deseo de convocar elecciones había sido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, su antiguo rival interno. Los analistas también señalan que Díaz quiere conseguir un mandato claro antes de que el PSOE pueda caer en las encuestas y antes de que haya una sentencia condenatoria en el caso de los ERE, para lograr que el PSOE-A siga gobernando Andalucía 4 años más.

Las elecciones del próximo 2 de diciembre, las segundas en las que Díaz, presidenta de la Junta desde 2013, será candidata del PSOE-A al Palacio de San Telmo, y abren el calendario de elecciones durante el próximo año, que se completará con las municipales y autonómicas y las europeas, a espera de un eventual adelanto de las generales. El objetivo de Susana Díaz es mejorar el resultado de 47 diputados obtenidos en las elecciones de marzo de 2015, y estar así en mejores condiciones para los eventuales pactos para la formación de un nuevo ejecutivo.

El PSOE busca consolidarse; la oposición, romper la hegemonía

Rafael Escuredo, José Rodríguez de la Borbolla, Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz han sido los presidentes de la Junta de Andalucía desde la instauración oficial de la autonomía andaluza, y todos pertenecen al PSOE-A. El objetivo de la formación no es otra que prorrogar un mínimo de cuatro años la presidencia de la región en sus manos, y estar en una buena situación a la hora de establecer los pactos, así como enviar un mensaje al PSOE a nivel nacional sobre su fortaleza.

El objetivo de la oposición es exactamente el contrario, establecer un gobierno de un partido político diferente al PSOE-A. Los mismos candidatos que se presentaron en 2015, José Manuel Moreno por el PP, Teresa Rodríguez por Podemos, y Juan Marín por Ciudadanos, intentarán conseguir el mayor número de escaños para poder establecer una mayoría alternativa, y, en el caso de Podemos, para poder tener una posición de fuerza a la hora de poder negociar una hipotética investidura de Susana Díaz. El próximo 2 de diciembre se determinará cuánto ha cambiado Andalucía en los cuatro últimos años.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios