FRANCISCO FERNÁNDEZ PIDE “CONSENSO” EN LA TRAMITACIÓN DE LA LEY DE PROTECCIÓN INTEGRAL FRENTE A LA VIOLENCIA INFANTIL

by Beatriz Soler

Madrid, 20 de noviembre de 2018

Francisco Fernández Marugán, Defensor del Pueblo, ha valorado de manera positiva la presentación del anteproyecto de ley de protección integral frente a toda forma de violencia contra la infancia. Sin embargo, ha pedido “consenso” y rapidez para la tramitación parlamentaria de la misma.

Asimismo, con motivo del Día Mundial de la Infancia, Fernández ha querido mostrar su compromiso con la defensa de los derechos de los más pequeños, ya que para él es una “obligación legal y moral” amparar a los menores de una manera eficaz.  En esta misma línea, el Defensor del Pueblo ha emprendido varias medidas, tales como solicitar a la administración garantías para que los menores con discapacidad y en situación de desamparo puedan seguir recibiendo atención después de obtener la mayoría de edad. A su vez, la institución ha abordado una actuación de oficio con la finalidad de estar al tanto sobre si los proyectos educativos de las Comunidades Autónomas cumplen con la Convención de la ONU sobre Derechos de las Personas con Discapacidad en materia de educación inclusiva.

Por otra parte, Fernández Marugán ha declarado que “un maltratador nunca puede ser un buen padre” y, que por ello estima que es necesario cambiar la legislación en dos cuestiones. De este modo, en primer lugar, ha solicitado que cuando se dicte una orden de alejamiento a un hombre, respecto de una mujer, se suspenda también el régimen de visitas de los hijos e hijas. En segundo lugar, ha considerado también que es necesario que la valoración del riesgo que realiza la policía, cuando una mujer denuncia maltrato, lleve aparejada una valoración específica de la situación de riesgo de sus hijas e hijos.

Acogida y protección a los menores extranjeros no acompañados

“Son menores antes que extranjeros”, ha expuesto Fernández Marugán, quien reitera que a los menores, independientemente de su documentación o situación legal, “les amparan todos los derechos de la Convención sobre los Derechos del Niño,  nuestra Constitución y la Ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor”, afirmó.

Igualmente, el Defensor ha apuntado que existen graves carencias estructurales en la acogida y protección de estos menores por la escasez de plazas, personal suficiente y recursos apropiados. Por ello, Fernández Marugán ha querido recordar que la asistencia temporal de primera acogida “debe atender las necesidades básicas, psicosociales y específicas de todos los menores con alojamiento adecuado y con atención individualizada y adaptada a su perfil”.

 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios