¨OBRAS INVITADAS DE MUSEOS DE MADRID¨ CIERRA UNA SERIE DE ACTOS CONMEMORATIVOS POR EL XXV ANIVERSARIO DEL THYSSEN.

by Irene Gómez Teresa

Madrid, 21 de noviembre de 2018

Con motivo de la celebración de los 25 años de existencia del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, el pasado miércoles se inauguró la exposición de ¨Obras invitadas de museos de Madrid¨. Con esta colección, en la que han participado 9 museos madrileños, se concluye la conmemoración de dicho aniversario.

 

Una de las obras expuestas (Foto: Javier Martínez)

La exposición cuenta con un préstamo de 28 obras seleccionadas que se exhiben en las salas de colección permanente, y que establecen un diálogo con alguna que habitualmente pueden verse en ellas. La directora del proyecto, Mar Borobia y la comisaria técnica, María Eugenia Alonso, fueron las encargadas de la inauguración y de la realización de una visita por las diferentes salas.

El director artístico del Thyssen, Guillermo Solana, que dio comienzo al acto, reflexionó sobre el estatuto del museo, que prohíbe seguir aumentando la colección con la que cuentan. Asegurando además que con esta exposición pretenden dar un aire fresco al museo. ¨Hemos empezado a transgredir esta continuidad y vamos a seguir haciéndolo¨ afirmó. Y es que desde el momento en el que el barón Thyssen fundó el museo con la colección, no se permite aumentar la misma, la propia organización la define como ¨intocable¨.

¨Obras invitadas de museos de Madrid¨ se compone de 4 espacios. En primer lugar, obras que están relacionadas históricamente como es el caso de Lucio Fontana y Darío Villalba, ambos pertenecientes a la segunda mitad del siglo XX. Un segundo espacio centrado en obras que describen como ¨capítulos verosímiles e intrigantes¨ con ejemplos como el azulejo nazarí o Jackson Pallock. Una conexión real, aunque algunos puedan creer que es inexistente.

Por otro lado, parentescos de nombre como es el caso de Retrato de Giovanna degli Albizzi Tornabouni de Domenico Ghilandaio y Retrato de Dora Maar de Pablo Picasso. Por último un espacio peculiar con objetos que ¨salen del cuadro¨. Un espacio que dicen, recuerda a una tienda de museo, donde se pueden comprar objetos inspirados en las obras. Como es el caso de la obra Vaso chino con flores, conchas e insectos de Balthasar van der Ast que se expone junto al Jarrón de la dinastía Quing, cedido por el Museo Nacional de Artes Decorativas.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios