TRABAJADORES DE RTVE REVINDICAN UNA RADIOTELEVISIÓN PÚBLICA E IMPARCIAL

by Ana Olcina Lopez

El 3 de febrero de 2017, llegó a la bandeja de entrada de los más de 6.000 empleados de RTVE un correo electrónico en el que desde los Consejos de Informativos de TVE, RNE e Interactivos, se iniciaba una campaña de recogida de firmas para reclamar a las Cortes General una reforma de los medios de comunicación estatales, considerando que estos están siendo utilizados a modo de propaganda ideológica por el gobierno.

El 16 de febrero, presentaron 2.225 firmas al Congreso de los Diputados, el número más alto de la historia de RTVE, y pidieron que los partidos "comprometan en su agenda una fecha para acordar un modelo de radiotelevisión pública independiente y neutral". El día anterior se había hecho eco de este movimiento en las redes sociales, especialmente en Twitter donde se publicaron más de trece mil mensajes con el hashtag #defiendeRTVE, en el que incluso participaron políticos de la oposición como Pedro Sánchez o Alberto Garzón.

El pasado martes 21 de febrero, Ciudadanos presentó en el Congreso de los Diputados una proposición de ley en la que se pide la reforma del proceso de elección de los miembros del Consejo de Administración de RTVE, para que el presidente del grupo sea elegido por una mayoría de dos tercios de la Cámara. Esta norma ya estuvo vigente en la ley de la radio y la televisión de 2006, pero fue cambiada por el PP en 2012 debido a sus diferencias con el Partido Socialista, determinando que si tras 24 horas de la votación no se llegaba a un acuerdo, el Congreso de los Diputados designaría por mayoría absoluta al Presidente de la Corporación RTVE y del Consejo, dando esto libertad total al Partido Popular que en el momento poseía la mayoría absoluta en la Cámara Baja. Este proceso fue el que se siguió para el nombramiento de José Antonio Sánchez, actual presidente de la corporación estatal. Los Consejos de Informativos de RTVE apoyan una reforma en tal sentido, pero creen que “la reforma de RTVE exige más medidas de hondo calado: carrera profesional, Consejo Audiovisual, contrato-programa...”

Otro de los problemas que se reivindica es la integridad profesional de los periodistas de RTVE que, muchas veces, sienten que son relegados por criterios ideológicos, dejando de lado su experiencia y capacidades. Desde el Consejo de Informativos se observa que muchas veces, a pesar de la oposición de los redactores, se han puesto en marcha diferentes estrategias cuando existe una noticia polémica que afecta al Gobierno o al PP, “minimizándola, colocándola en un sitio menos destacado, contrarrestándola con noticias desfavorables con la oposición e incluyendo testimonios exculpatorios o que difuminen responsabilidades”.

Se cree que es trabajo de la oposición conseguir que la televisión pública no se convierta en una herramienta propagandística del gobierno, y por eso Ciudadanos anima a los demás partidos como PSOE y Podemos, a unirse a su petición. Uno de los más claros ejemplos de este control informativo en nuestro país es Telemadrid, que fue acusada de ser favorable en sus informaciones al Partido Popular durante los gobiernos de Esperanza Aguirre e Ignacio González.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios