LA IGLESIA PROPONE UN CURSO PREMATRIMONIAL DE 2 A 3 AÑOS PARA EVITAR RUPTURAS

by Carlos Ibarra G.

Madrid, 10 de enero de 2020

La Conferencia Episcopal Española ha elaborado un curso prematrimonial de entre dos y tres años de duración, para ampliar la formación de los novios, con el fin de evitar la separación de las parejas.

oam

El presidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la Vida, Monseñor Mario Iceta (Foto: Europa Press)

Actualmente los cursillos tienen una duración de 20 horas, algo que los obispos relacionan con el hecho de que  “a los 5 años se hayan roto el 40% de los matrimonios”.

La duración del nuevo cursillo será de dos a tres años aunque tiene carácter voluntario. El curso ha sido presentado por su creador, el obispo de Bilbao, Monseñor Mario Iceta, presidente de la subcomisión episcopal para la Familia y Defensa de la Vida. “Una preparación matrimonial no se puede resumir en 20 horas. Para ser sacerdote hacen falta siete años de seminario y para ser esposa, esposo, madre o padre ¿20 horas?", ha asegurado Iceta.

Curso voluntario

El curso denominado “Juntos en Camino, + Q2”, ha sido elaborado por la subcomisión que preside el obispo de Bilbao y donde han participado una docena de matrimonios. Lo componen 12 temas para que los novios de creencia católica reflexionen y aprendan sobre la sexualidad, la fidelidad y la comunicación en la pareja. Las sesiones de asistencia serán cada 15 días. Iceta ha insistido en que no es obligatorio, el material se va ofrecer a las diócesis o parroquias que lo quieran, pero ha destacado su importancia: "No es que sean obligatorios sino que es una insensatez no venir a estos cursos porque el matrimonio es algo muy importante y si fracasa hace daño a mucha gente".

Castidad contra pornografía

Ignacio y Pilar, uno de los matrimonios que han participado en la elaboración del itinerario, ha explicado que “durante las sesiones ofrecerán recursos y tareas a las parejas como películas, libros, ejercicios espirituales y retiros. También fomentarán la creación de vínculos con otras parejas de novios, profundizar en la vida sacramental y la participación en eventos familiares”.

Los obispos proponen a los novios la castidad hasta después de la boda y censurar la pornografía, que “facilita la práctica de la masturbación y la infidelidad”. Sobre la masturbación advierten “puede suceder que alguien que esté acostumbrado a la masturbación no pueda descubrir la belleza de compartir la sexualidad con otra persona, o que no sea capaz de acompasarse a la otra persona”.

Descansar antes del sexo

El texto del curso original ya ha sido modificado. La CEE ya ha retirado un párrafo en el que sugería a las mujeres “estar descansadas para tener una relación sexual”, proponiendo que “el varón los días que quiera tener relaciones sexuales deberá hacer un esfuerzo mayor y asumir ciertas tareas (por ejemplo, llevar a los hijos por la tarde al parque o pasear un par de horas) para que la mujer pueda dormir la siesta”. El texto continuaba recomendando que “el mayor valor que la mujer da a las relaciones humanas implicará que necesite estar en una buena situación afectiva con su pareja y un mayor cuidado de las caricias previas”.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios