LAS MUJERES EN LAS UNIVERSIDADES AÚN TIENEN MÁS DIFICULTADES QUE LOS HOMBRES

by Cyntia Sima

Con motivo del Día de la Mujer Trabajadora, la Facultad de Ciencias de la Información acogió el pasado jueves a cinco profesoras del centro para hablar de su profesión periodística y de docentes, así como las dificultades que han tenido respecto a sus compañeros hombres. Acudieron Asunción Bernárdez, Tania Brandariz, Alicia Parras, Roxana Popelka y Paula Yanes. Todas coincidieron en que hay una “falta de valor de la palabra de las mujeres, una ilegitimidad. Hay una estructura que nos coloca en esa situación”, comentaba Bernárdez.

mani 25N 2

Manifestación del 25N en Madrid en 2019. Foto: Sofía Sánchez (Infoactualidad)

Alicia Parras: “Lo tenemos mucho más difícil debido a un corporativismo masculino”

La profesora Parras hablaba de cómo en el mundo académico “los hombre no tienen que demostrar su valía”, ya que, según su experiencia, al ser mujer tienes que aportar una base teórica que te respalde. Bernárdez añadía que hay una estructura formada en la que las mujeres ocupan un papel de “segundas” ya que "Nos han gravado el ser hacendosas. La sociedad prima ser hacendosa, pero cuando nos hacemos adultas, en puestos altos hay hombres”. Ella misma afirmaba que en España sólo existen un 17% de catedráticas”.

En este sentido, Bernárdez afirmaba que las “redes de seguridad emocional” son necesarias, ya que “e he sentido más acompañada en grupos de mujeres en la academia”, ya que está tan masculinizado que “se establecen formas de comunicación en las que no entras”. Así, según la profesora Paula Yanes, es como las mujeres caemos en el “suelo pegajoso”, es decir, “barreras que te autoimpones, no porque no valgas, sino porque asumes comportamientos que los hombres no”.

Roxana Popelka comentaba que uno de los errores que tuvo al entrar a la universidad como docente fue “pensar que mis compañeras eran feministas” y que algunas tuvieron que adoptar un “comportamiento masculino” para poder acceder a puestos altos. También ponía el foco en que “hay asignaturas en las que es necesaria el enfoque feminista”, ya que “para tener opinión hay que tener formación” y que algunos de los profesores “tienen prejuicios. Afirmaba que hasta para hacer artículos y dar clase “el pensamiento masculino se sigue imponiendo”, puesto que a penas se dan autoras en las carreras. Aseguraba que cada vez la demanda es mayor, ya que “cada vez hay más Trabajos de Fin de Grado y Trabajos de Fin de Máster con perspectiva de género”.

Falta de activismo en las universidades

A su vez, las miembros de Scila y Olympias, las asociaciones feministas encargadas de organizar el evento, aseguraban que “Ciudad Universitaria está muerta”, refiriéndose a que los alumnos no participan en este tipo de actividades. “Antes se hacían barricadas y se cerraba la M30, y ahora no llegamos a ser ni 100 personas. No hay gente interesada en el activismo político”, añadían.

A su vez, afirmaban que hay una “barrera muy grande burocrática” ya que desde la propia universidad no les dejan actuar, ya que no les permiten, por ejemplo, colgar carteles sobre sus actividades. Afirmaban que “no nos dejan hacer ruido y se juntan con que no somos suficientes. El feminismo esta muerto en la facultad”. “El movimiento se ha capitalizado y el mercado la devuelve despolitizado”, aseguraban.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios